TRASLADOS EN MEDIO AMBIENTE

Intersindical denuncia el traslado forzoso y unilateral del personal de las direcciones generales de Medio Ambiente, Medio Natural y Mar Menor.

Despachos sin ventilación, paredes sucias y desconchadas, separaciones de despachos hechas con armarios y cartones, escaleras peligrosas…, una serie de despropósitos que exigimos se subsanen inmediatamente.

Como venimos informando desde hace algunos meses, el gobierno regional murciano ha tomado por costumbre trasladar a funcionarias y funcionarios de distintas consejerías de unos centros de trabajo a otros. El movimiento comenzó con el personal de Turismo, que del edificio Díaz Cassou fue reubicado sin aviso primero al Centro de Cualificación Turística y finalmente a Cartagena, y continúa en este caso con el personal de las direcciones generales de Medio Ambiente, Medio Natural y Mar Menor de su ubicación actual en la calle Eugenio Úbeda a las dependencias de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente.

Vista la mala experiencia con el traslado de Turismo y ante la nula información aportada tanto por la Secretaría General como por las direcciones generales nombradas, esta organización sindical, junto a los demás sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Administración y Servicios, hemos mantenido también a lo largo de estos meses dos reuniones con el Secretario General de la Consejería de Agricultura, Víctor Martínez, para hacerle llegar las inquietudes del personal que iba a ser trasladado y asegurarnos de que estos traslados se iban a hacer con las máximas garantías de “habitabilidad” y prevención de riesgos laborales.

La respuesta del Secretario General, como no podría ser de otra manera, fue que en todo momento se iban a cumplir las normas sobre prevención, que el espacio de trabajo iba a ser mejor que el que estaban ocupando hasta el momento, que se iban a acometer las reformas que fueran necesarias para eliminar posibles deficiencias y que estaba seguro de que todo el mundo se iba a olvidar de las incomodidades que suponen los traslados forzosos y unilaterales.

Pues bien, el pasado viernes, una delegación de Intersindical Servicios Públicos nos acercamos a la Consejería de Agricultura para comprobar de primera mano que las promesas del Secretario General se habían cumplido y tenemos que decir que el panorama fue desolador. Prácticamente no se había cumplido ni uno solo de los compromisos que adquirió el señor Martínez y los testimonios de la mayoría de las compañeras y compañeros con los que hablamos fueron de engaño y estupefacción ante las condiciones de trabajo con las que se van a enfrentar. Normalmente, los traslados, ya sean laborales o particulares, se hacen para mejorar, pero en este caso la mejora brilla por su ausencia.

Despachos sin ventanas y por tanto sin ventilación

Despachos sin ventanas y por tanto sin ventilación, con vistas a patios interiores en los que el único paisaje son las rejas de las ventanas, alguna planta que fue verde en un tiempo remoto y viejos aparatos de un aire acondicionado que quizá no pase ya ninguna revisión. Paredes sucias y desconchadas que han tenido que ser limpiadas por el propio personal; despachos separados por paredes provisionales hechas con armarios y cartones; luces que no cumplen las normativas; poco espacio entre las mesas y en ocasiones poquísimo espacio entre las puertas de entrada a los despachos y las mesas; cajas con expedientes por los pasillos que necesitarán varios días para ser ubicados en sus nuevos armarios y mesas, lo que seguro repercutirá en el tiempo que se necesita para resolver esos expedientes.

Seguimos. Los conductos del aire acondicionado no sabemos exactamente cuánto tiempo llevan sin limpiar, y las maderas y pladures que los alojan están desconchados y rotos. Un despacho de la planta baja tiene una escalera que ahora mismo no lleva a ninguna parte, pero que por lo menos sirve para abrir las ventanas si se necesita porque éstas están a una altura considerable. Además, en el despacho contiguo hay otra escalera que no cumple ninguna normativa de seguridad y puede ser un peligro para el personal y usuarios que acceden al servicio en cuestión. Al mismo tiempo, al haberse mezclado el personal sin casi criterio, en muchos casos no existe intimidad para las personas que acuden a informarse de sus expedientes o resoluciones, comunicaciones que en algunos casos son sancionadoras y merecen la máxima protección.

Ante estas graves deficiencias, esta organización sindical nos preguntamos: con el tiempo que ha pasado desde que se sabía de estos traslados, ¿no se podría haber hecho mejor? Por ejemplo, la Consejería de Agricultura ha comunicado al personal que en breve se va a pintar y adecentar algunos despachos, pero, ¿qué sentido tiene trasladar y luego pintar? ¿No hubiera sido mejor acometer las reformas necesarias y luego ubicar a las personas?

¿es esta una nueva vuelta de tuerca que lleva al desmantelamiento de los servicios medioambientales de nuestra región?

Pero hay otra pregunta que venimos haciéndonos desde hace ya demasiado tiempo: ¿es esta una nueva vuelta de tuerca que lleva al desmantelamiento de los servicios medioambientales de nuestra región? ¿Es parte de la táctica de humillación del gobierno regional al personal que cree -injusta y absurdamente- rebelde?

Intersindical Servicios Públicos hemos insistido en que el compromiso del personal empleado público de la CARM para con su trabajo es extraordinario, por ello estamos convencidos de que nada ni nadie conseguirá desanimarlos.

Por nuestra parte, hemos solicitado la actuación inmediata del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, exigimos a la Consejería de Agricultura que repare inmediatamente los perjuicios que está ocasionando, seguiremos denunciando lo que creemos que es un plan de acoso y derribo de las direcciones generales de Medio Ambiente y Medio Natural, y apoyando a un personal que merece, como, insistimos, todo el personal de la CARM, de nuestros mayores respetos.