Redistribución de efectivos: esto no son lentejas.

Dudamos mucho que una redistribución de efectivos hecha por las bravas y sin contar con los representantes de los trabajadores sea equitativa y justa. Queremos transparencia, sin que pueda surgir la más mínima duda sobre la arbitrariedad de un superior que pueda aprovechar la coyuntura para quitarse de encima a personas con las que no guarde «sintonía».

Ver boletín completo.