PRUEBAS PCR EN EL IMAS

INTERSINDICAL SSPP exige PCR “A tiempo” para todo el personal de los Centros Residenciales para Personas con Discapacidad, Residencias de Personas Mayores y Centros Residenciales de Menores, tanto públicos como privados y concertados, tal como está recogido en diferentes normativas autonómicas como son las de la Consejería de Salud y la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, publicadas en el BORM los días 16 y 18 de agosto de 2020.

Aunque la obligación existe, la realidad ha sido muy diferente. Se ha retrasado la realización de la pruebas PCR para el personal que se reincorpora de período vacacional o de permisos a sus puestos de trabajo en centros residenciales.

Aunque se han ampliado los contratos de los trabajadores y trabajadoras de verano en las residencias de centros públicos para abordar la cuestión, ¿qué pasa con las residencias privadas y concertadas? ¿Faltará personal en ellas? ¿Han podido ampliar los contratos estas residencias o el personal se ha incorporado sin PCR negativa como obliga la norma? Además, nos preguntamos, ¿para qué van a servir estas PCR si el personal ya va a estar dentro de estos centros trabajando cuando se las realicen? La prevención ha caído en saco roto por falta de previsión y una mala interpretación transmitida a los centros.

Por esto desde INTERSINDICAL SSPP exigimos que nuestro gobierno regional cumpla las normas que elabora y se coordine de forma adecuada para que no se atente contra la seguridad y salud de personal y ciudadanía. En este caso, su incumplimiento puede acarrear consecuencias lamentables para esta parte de nuestra sociedad, nuestros mayores, nuestros menores y nuestras personas con discapacidad… Los más vulnerables y a quienes se supone que cuidamos y atendemos.

Desde INTERSINDICAL SSPP también exigimos que a las trabajadoras y trabajadores que no han podido reincorporarse a sus puestos el día 1 de septiembre por esta nefasta política de previsión de la Consejería de Política Social, no se le aplique ninguna reducción en su nómina ni en sus días libres disponibles porque no se les puede imputar la causa de este despropósito.