Peligroso derrumbe del techo de la Oficina de la Dependencia: nuestra integridad en peligro

La situación de riesgo que se estaba dando en la Oficina de la Dependencia había sido denunciada por la INTERSINDICAL desde noviembre de 2011.

Pero parece que las prioridades del actual gobierno regional no son la calidad de los servicios públicos ni la integridad de su personal y de la ciudadanía. Parecen estar más preocupados en el acomodo en cargos y despachos de las personas amigas, como lo demuestra la construcción de un nuevo despacho para la Dirección General de Personas con Discapacidad, cargo fue ocupado durante varios años y parecía totalmente prescindible.

La Oficina donde se tramitan las solicitudes de ayudas a la Dependencia, tiene importantes carencias en cuanto a medidas de Seguridad Laboral, que han sido reiteradamente denunciadas por las organizaciones sindicales. La INTERSINDICAL convocó, hace varios meses, una concentración en sus puertas, para denunciar esta insostenible situación.

Por suerte, el derrumbe de parte del techo ha ocurrido cuando no había nadie trabajando ni tampoco personas usuarias de las que acuden diariamente a buscar información o a cursar solicitudes, pues ha sido justo en el lugar donde se atiende al público.

La Consejera de Sanidad y Política Social, así como el Director de la Oficina de la Dependencia, tienen innegables responsabilidades en estos hechos, por acción o por omisión.

En cualquier caso, resulta curioso que haya dinero para construir despachos a nuevos altos cargos, en esta época de recortes, como es el caso de Juan Castaño que ocupa la Dirección General de Personas con Discapacidad del IMAS, un cargo que parecía no necesitarse, ya que no se ocupó durante varios años.

Parece que las prioridades del actual Gobierno no sea la calidad de los Servicios públicos o la integridad de su personal y de la ciudadanía, pero sí el acomodo en cargos (y despachos) de las personas amigas.

Ver boletín con foto del derrumbe.

Ver boletín noviembre 2011.

techo