LLAMAMIENTOS TELEMÁTICOS

Después del fin del Estado de Alarma y comenzando ahora la nueva normalidad, se han reactivado los llamamientos presenciales de la DG de Función Pública para cubrir necesidades de personal de nuestra Administración Regional.

En el mundo de hoy hemos estado asistiendo a que todo un sistema educativo imparta clases y evalúe a distancia. Sin embargo, todavía no hemos sido capaces de darle una vuelta a la cuestión de los llamamientos telemáticos para el resto de personal. Recordamos que algún departamento regional como la Consejería de Educación ya lo tiene establecido para el personal docente hace algunos años y, con sus dificultades y posibles mejoras, supone un bien general.

Ya en octubre de 2019, esta organización sindical planteó a la Directora General de Función Pública estudiar métodos más ágiles para realizar los llamamientos de personal interino, es decir, comenzar a realizar llamamientos telemáticos o quizá híbridos, es decir, llamamientos electrónicos para quien tenga acceso o quiera acceder a ellos, preservando por supuesto las garantías adecuadas para aquellas personas que no los quieran o no puedan realizarlos en modalidad virtual.

Pero es que no sólo las personas convocadas a estos llamamientos tienen que sufrir las consecuencias de este sistema presencial y caduco en estos tiempos que corren. Nuestras compañeras y compañeros del Servicio de Selección tienen que encargarse de un mayor número de llamamientos, con la consiguiente obligación de coordinar el sistema para más actos de adjudicación preparando sala, observando el cumplimiento de normas de higiene de las personas asistentes, recordando las normas en cada llamamiento, resolviendo incidencias sobre la marcha… Esta situación supone una sobrecarga añadida a la demanda habitual de estas tareas, que obliga a repetir más ocasiones la misma información y facilita la comisión de errores en los procesos de selección unido a la presión añadida que supone.

Desde un abordaje más comprensivo de la cuestión, entendemos que nuestras compañeras y compañeros del Servicio de Selección son quienes conocen a fondo la casuística que se puede presentar en los llamamientos de personas integrantes de bolsas de trabajo. Por este motivo, cualquier iniciativa al respecto no debería ponerse en marcha si no se cuenta con sus aportaciones y consideraciones, que además, deberían ser básicas antes de cualquier emprendimiento de este tipo y posterior seguimiento y apoyo continuado de las compañeras y compañeros del Servicio de Informática.

Para hacer acto de presencia (virtual) nadie tiene que desplazarse desde cualquier lugar en el que resida. Esto no sólo es un logro para facilitar las cosas al «posible» personal sino que además supone un ahorro económico para quienes tengan que recorrer cualquier distancia, con la consiguiente evitación de emisiones innecesarias a la atmósfera, evitaría el riesgo de posibles contagios en estas épocas de pandemia , y mejoraría la conciliación de la vida familiar y laboral. La posibilidad de renuncia a los puestos ofertados es otro argumento a tener en cuenta, pues en numerosos actos, gran parte de las personas que se desplazan a ellos prefieren ser llamadas en convocatorias posteriores por ser integrantes de varias bolsas de trabajo. Estos desplazamientos innecesarios podrían evitarse, ahorrando tiempo, dinero y emisiones por medio de esta propuesta.

En Intersindical SSPP seguimos con el convencimiento de que es una opción plausible y que redunda en la mejora de las condiciones del personal. Por ello, nos ponemos a disposición de la DGFP para trabajar en este campo tan necesario.