LA EDUCACIÓN ESPECIAL: UN DESTINO DE DIFÍCIL DESEMPEÑO

El Personal Docente tiene reconocido el destino de la Educación Especial como de “Difícil Desempeño”, y por lo tanto, su ejercicio profesional, se ve recompensado de alguna manera. Esto es de estricta justicia porque un mismo grupo profesional debe obtener la misma recompensa, económica o de otro tipo, a igual trabajo; pero si el trabajo no es el mismo, sino mucho más penoso, dicha recompensa debe ser equilibrada para no caer en el agravio comparativo.

 

BOLETÍN