II PLAN DE IGUALDAD

Desde la última vez que se reunió la Comisión de Igualdad, en noviembre de 2017, en la que se ordenaba la creación del grupo de trabajo y que éste empezase a realizar los trabajos para el II Plan de Igualdad, han pasado dos años completos. Este grupo de trabajo se ha estado reuniendo trimestralmente hasta marzo de 2019, después se paralizaron los trabajos hasta octubre pasado. Consideramos que ha sido demasiado el tiempo y que es necesario empezar antes los trabajos y no ir a 2024 para llegar al III Plan. Por eso, Intersindical Servicios Públicos ha propuesto que el III Plan de Igualdad se elabore en los seis primeros meses del año 2022 y que pueda estar aprobado antes del verano de ese año.

Este II Plan de Igualdad sale con muchas de las aportaciones que hemos hecho, más de 50 medidas propuestas, pero también es verdad que se ha avanzado poco en derechos generales que fomentarían la corresponsabilidad y la igualdad entre el personal empleado público, así como la recuperación de las 35 horas semanales, la apertura de los centros de trabajo de lunes a jueves o la implantación de ayudas económicas específicas para las escuelas infantiles y los centros para personas dependientes. Es evidente que si hubiese suficientes plazas públicas en estas últimas o fuese una realidad la gratuidad de ciclo 0-3 no serían necesarias estas medidas pedidas.

Derivado del diagnóstico que se elaboró para hacer este Plan y del personal que participó en la encuesta, vimos que el personal que menos participó fue él que trabaja en el IMAS y el personal dependiente de la Consejería de Educación y, especialmente, los grupos más bajos. Siendo el gran grueso del personal de la CARM, concluimos que las excesivas cargas de trabajo que asumen por falta de plantillas unido a la carencia de medios técnicos en los centros no les permite ni un respiro. Y aunque se incluye la segunda medida en el plan, aparece como muy tímida la implantación adecuada, moderna y suficiente de medios en los centros del IMAS y no recomienda, aunque desde nuestro sindicato no lo dejaremos pasar, la necesidad de aumentar las plantillas en los centros docentes y en los de atención del IMAS y que redundará, evidentemente, en una mayor conciliación de la vida personal y laboral y, por supuesto, en la salud física, mental y emocional del personal que en ellos trabaja. No reivindicamos solo acabar con la precariedad del personal interino que pueda consolidar el empleo que ya ocupan, sino de aumentar las plantillas ante las excesivas cargas de trabajo.

Algunas medidas se nos han quedado fuera, evidentemente, y, con el mantra que llevamos arrastrando desde hace más de 9 años de “no hay dinero”, se echa en falta más valentía desde esta Función Pública para asumir que llevamos una década de recortes, siendo nuestro colectivo, el del ámbito de Administración y Servicios, el más castigado y abandonado de todo el personal empleado público de la CARM.

Desde estas líneas queremos mostrar nuestro agradecimiento al interés y buen hacer del equipo de Relaciones Laborales y el personal funcionario que ha participado y colaborado en la consecución de este II Plan de Igualdad. Es evidente que la Administración no necesita externalizar ni privatizar servicios teniendo grandes profesionales que hacen un impecable trabajo.

En cualquier caso, consideramos avances, aún tímidos pero importantes, en las medidas del nuevo Plan y esperamos que su implantación sirva para concienciar de la necesidad de la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito de la función pública regional. Estaremos vigilantes.

Descargar documento de medidas