Desmontando mitos y mentiras de los anuncios del gobierno regional

OTRO GOLPE MEDIÁTICO VACÍO DE CONTENIDO DEL GOBIERNO VALCARCEL.

 

Maria Pedro Reverte, Consejera de Presidencia, anunciaba el viernes 10 de diciembre la supresión de 200 plazas en la Administración Regional y la NO convocatoria de la OEP de este año, en un acto de ilusionismo propio del mago David Copperfield, vendiendo un espejismo realmente inexistente.

Vayamos desmontando mitos y mentiras.
El Plan de Austeridad de la CARM aprobado en junio incluía la orden a las diferentes Consejerías que de cara a los presupuestos de 2011 debían suprimirse las plazas creadas en la relación de puestos de trabajo que no estuviesen cubiertas por ningún tipo de personal.
Es decir, las 200 plazas que se anuncian como supresión, ciertamente no existen. La pregunta que cabe hacerse es: si están dotadas de presupuesto y no están cubriéndose ¿dónde está el dinero? ¿a qué se está destinando? Como imaginamos que la respuesta será que el dinero destinado a estas plazas no se gasta ¿dónde está el ahorro? A no ser que no sea esa la respuesta a la pregunta. Casi podríamos preguntarnos para qué se crearon estas plazas si no son necesarias pues, siguiendo cierta lógica, sería evidente que si lo fueran estarían cubiertas.
El anuncio de que no se convocará oferta de empleo público en 2011 raya la hipocresía. No hay OEPs desde el año 2006-2007. Esta fue la última oferta de empleo en la Administración Regional en el ámbito de personal de administración y servicios. En esa oferta, que aunaba las plazas de dos años, es decir, ya se incumplía en épocas de vacas gordas la orden de crear empleo público anualmente, se ofertaron 600 plazas por año para más de 100 categorías profesionales.
En 5 años, hasta ahora, se han creado 1216 plazas de empleo público en la CARM, parece evidente que así seguirá en 2011
Esas y otras cuestiones debemos tener muy en cuenta, especialmente por todas las personas que mantien en actualmente un contrato laboral temporal o de interinidad con las Administraciones o simplemente están a la espera en las diversas Bolsas de Trabajo. Pero también por el resto del personal empleado público, para detener la mayor agresión contra los derechos sociales y las conquistas históricas del movimiento sindical, conseguidas a base de mucho esfuerzo, sufrimiento, persecución, exilio, tortura e incluso muerte, desde el siglo XIX. Parece que hay quien nos quiere devolver a siglos anteriores: bipartidismo, caciquismo, clientelismo, precariedad, desprotección social….

Boletin Intersindical