CÓDIGO ÉTICO INTERSINDICAL

Ante los hechos acaecidos esta semana, en los que unos delegados sindicales del SEF del sindicato CSIF decidieron marcharse a FSES, y el Pacto Antitransfuguismo al que CSIF, UGT y CCOO  nos invitaron a sumarnos, INTERSINDCIAL SERVICOS PÚBLICOS queremos comunicar:

Intersindical Servicios Públicos está acogido al CÓDIGO ÉTICO INTERSINDICAL, que es de obligado cumplimiento y al que se puede acceder en este ENLACE

En nuestro Sindicato todas las personas que asumen créditos sindicales, así como aquellas personas delegadas que son elegidas en las elecciones sindicales, asumen los preceptos estatutarios y del Código Ético del que nos dotamos en nuestro Congreso del año 2010 y que desde entonces ha sido renovado cada cuatro años en los sucesivos Congresos.

En nuestro Código Ético especifica: “Las horas sindicales son liberaciones a tiempo parcial por representación de los/as trabajadores y trabajadoras/as o designación directa de la Organización. Las horas sindicales (y las liberaciones completas) no son patrimonio particular de nadie, sino que pertenecen a la Organización y forman parte del capital social y económico para hacer efectivos los objetivos sindicales y sociales.”

Así, todas las personas afiliadas a INTERSINDICAL Servicios Públicos, pueden presentarse para ser elegidas por la afiliación para desarrollar el trabajo sindical así como para obtener créditos horarios presentando su candidatura en la Asamblea General en la que se comprometen a cumplir y hacer cumplir tanto los Estatutos como el Código Ético.

En INTERSINDICAL consideramos que los preceptos reflejados en el Código Ético, en sus Estatutos y en sus propia Acción Sindical, definen una forma de actuar, de ser, no solo de quienes representan al Sindicato, también de su afiliación. Nuestros órganos son colegiados, no tenemos secretarías generales sino Secretariados, formados por las personas elegidas democráticamente en las Asambleas y Congresos con arreglo a sus Estatutos. Somos un Sindicato asambleario, nuestras decisiones son colectivas. Entendemos que nuestra afiliación difícilmente se equivoca cuando deposita su confianza en quienes han sido elegidos democráticamente.

Y por ello, al tener esta regulación interna,  no hemos tenido la necesidad de firmar el Pacto Antitransfuguismo y así queremos explicarlo.

También queremos dejar claro que no compartimos ni avalamos comportamientos que reflejan deslealtades, ni en nuestra organización ni en ninguna otra. Históricamente se ha demostrado que quienes ejercen el transfuguismo no son personas de fiar, como no lo son las organizaciones que los acogen. Y sentimos sinceramente que compañeras y compañeros que han trabajado tanto tiempo en sus espacios hayan actuado de esta forma pudiendo haberlo hecho bien; si querían dejar el sindicato en el que fueron elegidos solo tenían que darse de baja en el mismo renunciando a cualquier representación del mismo antes de hacerlo.

Murcia, 4 de julio de 2019.

Secretariado INTERSINDICAL Servicios Públicos.