CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE LÓPEZ MIRAS

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA REGIÓN DE MURCIA.

Señor Fernando López Miras, ante la situación de desamparo y abandono laboral en la que me encuentro, me dirijo a usted, mediante esta carta abierta, para detallarle una serie de cuestiones que, con anterioridad, han sido relatadas, y no solucionadas, a varias Secretarías y Direcciones Generales de nuestra Comunidad Autónoma.

Me presento, mi nombre es A.N.M. y pertenezco al colectivo de Operaciones de Transmisiones que presta servicios en la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias 1-1-2 Región de Murcia. Estoy integrada en esta Dirección General desde el año 2000 que entré como funcionaria interina, aunque mi servicio y dedicación a las emergencias comenzó en el año 1997 como voluntaria.

Como le decía al comienzo de mi carta abierta, llevo sufriendo una situación de desamparo e indefensión desde hace muchísimos años. Simplemente le voy a dar unas pinceladas de lo que está ocurriendo en nuestro Centro de Emergencias.

En primer lugar, la regulación de mi jornada laboral data del año 2002, de una Orden de la por entonces llamada Consejería de Economía y Hacienda, que establece una jornada y un horario especial para el personal funcionario del Cuerpo Técnico Auxiliar, Operaciones de Transmisiones, y que ha quedado totalmente obsoleta y caduca. Esta jornada laboral atenta el estado físico, mental y familiar mío y de mis compañeros y compañeras, y se hace necesario modificar de manera urgente para adecuarla a las necesidades del servicio.

Asimismo, las funciones que tengo reconocidas actualmente apuntan al año 1995. Convendrá conmigo que, 25 años después, el sistema de atención a las Emergencias en la Región de Murcia ha cambiado de manera evidente, que donde en el año 95 había un teléfono, en el 2020 hay tres, que donde antes había un mapa, en este momento hay tres pantallas, y que en el lugar que ocupaba un cuadrante en el que escribir, en la actualidad hay dos ordenadores en los que anotar.

Indicarle en este punto, señor López Miras, que el colectivo de Operaciones de Transmisiones llevamos muchos años de promesas y aplazamientos en cuanto al reconocimiento de funciones a través del cambio del grupo C2 a C1. En concreto, llevamos solicitando esta reconversión desde hace cinco años, aunque parece que nunca hay tiempo para nuestro colectivo.

Otro punto que me gustaría abordar es el problema al que nos enfrentamos continuamente cuando llega la hora de sustituir a un compañero que desgraciadamente sufre una incapacidad temporal, o cuando llegan las vacaciones estivales, o simplemente cuando queremos ejercer nuestro derecho legal a disfrutar de un permiso. No existen previsiones a la hora de realizar estas sustituciones, ni existen procedimientos ágiles que permitan acelerarlas. Sí existe, por el contrario, una maquinaria burocrática que paraliza esos relevos y, lo que es más grave, perjudica a una ciudadanía  que ve cómo un servicio que debe ser dinámico, moderno e inmediato se convierte en algo lento y anticuado.

Se hace necesario, señor Presidente, el reconocimiento al trabajo de estas trabajadoras y trabajadores que, si ya llevamos desde la creación del Cuerpo realizando una labor fundamental para la seguridad ciudadana, durante el último año hemos tenido un papel “oscuro” pero esencial en la difícil gestión de, entre otros acontecimientos, las inundaciones de septiembre de 2019 y la pandemia por la Covid-19 que estamos viviendo.

Sí, somos un servicio esencial, y así debe ser considerado, por el bien de la ciudadanía y de la salud y buen hacer de las personas que trabajamos en él.

Sin más, me despido a la espera de respuesta.