ABANDONO DEL PERSONAL NO DOCENTE

Intersindical denuncia el abandono del personal no docente de centros educativos por parte de la Consejería de Educación 

El pasado 20 de agosto la Consejería de Educación y Cultura publicó una serie de instrucciones para el inicio de curso escolar. En ellas, la Consejería planteaba un inicio de curso semipresencial para todas las etapas, excepto para el primer ciclo de Infantil, las aulas abiertas y los centros de educación especial, motivado por la situación epidemiológica. Antes, el 23 de julio, varias direcciones generales de Educación también habían publicado diversas instrucciones para el comienzo de curso 2020-2021 en centros docentes murcianos que imparten Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Ni en unas instrucciones ni en otras, ni en unas ni en otras resoluciones, hay mención alguna al personal no docente que desempeña sus funciones en los centros educativos de nuestra Región.

Esta situación de abandono, de dejadez por parte del gobierno regional -no sólo Educación es culpable, hay más agentes implicados- hacia el personal de limpieza y administración de centros educativos no es nueva, el empleo precario y una política de invisibilización hacia este colectivo son las señas de identidad de las consejerías de Hacienda y Educación. Ilustramos estas prácticas con algunos ejemplos.

Durante los últimos llamamientos de personal interino para cubrir las plazas del curso escolar 2020-2021 se ofertaron 33 puestos de los cuales sólo 2 eran de jornada completa. Además, en muchas ocasiones, estos contratos se desarrollan en dos centros distintos, sin compensación de itinerancia aunque se desarrollen en localidades distintas, en algunas de ellas con más de 50 km. 

Asimismo, Intersindical Servicios Públicos llevamos años denunciando la imposibilidad de sacar adelante la reforma del Acuerdo de ratios de personal no docente, que data del año 2001 y que fija los criterios para el establecimiento de ratios mínimos en centros de Primaria y Secundaria. A este Acuerdo, a todas luces obsoleto y necesitado de una urgente actualización, la Administración regional presentó el 7 de mayo de 2019 un proyecto de modificación unilateral y muy conservadora, que de ninguna manera recogía las propuestas que este sindicato había mandado meses antes.

Más ejemplos. Al personal de Administración y Servicios de los centros educativos se les negó la posibilidad de acceder a la modalidad de teletrabajo durante la etapa de confinamiento derivada de la pandemia que estamos viviendo, hecho que demuestra cómo en nuestra Administración Regional murciana hay personal de primera división y personal de segunda: mientras el personal docente teletrabajó desde el principio de la pandemia, al personal no docente que cumplía en ese momento los requisitos del Acuerdo de teletrabajo y que podía realizar perfectamente su trabajo administrativo desde sus domicilios, no se le dio la oportunidad. 

Por otra parte, en la Guía para el inicio de curso 20-21, elaborada por Comisión mixta de Consejería de Educación y Cultura y Consejería de Sanidad, recoge una serie de medidas que resultará imposible ponerlas en práctica sin un aumento significativo del personal. Es necesario el aumento del personal de servicios para poder llevar a cabo los protocolos de limpieza, también el personal educativo complementario que su carga de trabajo se verá significativamente aumentada.

Las medidas que recoge esta guía para las escuelas infantiles muestran el desconocimiento, por parte de las personas que la han elaborado, del funcionamiento real de estas escuelas. En estos centros en ningún caso se puede garantizar el distanciamiento social con el alumnado y las medidas no se pueden aplicar sin doblar el personal de estos centros.

De nuevo la administración regional deja al personal no docente de los centros educativos abandonado a su suerte. Tenemos que señalar que el funcionamiento de estos centros resultaría imposible sin el trabajo de estas compañeras y compañeros.