ABANDONO DEL PERSONAL DEL IMAS

Intersindical denuncia el abandono que siente el personal del IMAS por parte de la Administración regional murciana.

Esta organización sindical demanda la comparecencia de la Consejera Isabel Franco para ofrecer soluciones efectivas y reales a los problemas que están padeciendo.

Tras varias semanas de epidemia ocasionada por el coronavirus COVID-19, el personal que presta sus servicios en el Instituto Murciano de Acción Social se siente absolutamente olvidado por la Administración regional murciana.

En unas condiciones de trabajo deplorables, con falta de medios materiales y humanos, sin equipos de protección individuales (EPI), reutilizando mascarillas y guantes durante días, sin personal médico y de enfermería, con los equipos directivos trabajando desde casa y asumiendo el trabajo de las bajas laborales que se van acumulando, el personal de los Centros y Residencias del IMAS está exhausto.

Por poner un ejemplo, un dato alarmante que está ocurriendo estos días: cuando en estos centros, alguna persona usuaria da positivo en coronavirus no se le hace el test porque “de momento no tienen síntomas“, aunque hayan estado expuestos junto a esas personas durante días.

Ante esta dejadez por parte de la Administración regional para proteger a su personal, un personal que lleva muchos años realizando un trabajo admirable y muy poco reconocido, desde Intersindical exigimos a la Consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social que comparezca ante las trabajadoras y trabajadores del IMAS y ante los medios de comunicación para ofrecer soluciones efectivas y reales a todos los problemas hemos relatado.

El personal que realiza su trabajo en estos centros y residencias de mayores y discapacitados necesita protegerse y ser protegidos y, además, tiene familias a las que proteger. Parece que se les exigen mucho deberes, pero no parece que tengan derechos, y eso no es justo.

Es un deber de nuestra administración pública proteger a su personal para a la vez proteger a los usuarios. Seguiremos recordándoselo.