RESPONSABILIDAD MEDIOAMBIENTAL

INTERSINDICAL ANIMA A LA ADMINISTRACIÓN A TOMAR MEDIDAS PARA IMPULSAR EL USO DE TRANSPORTES SOSTENIBLES Y LA EFICIENCIA ENEGÉTICA.

La Intersindical invita a la Administración Regional murciana a elaborar un Plan de Movilidad Sostenible que apueste decididamente por una movilidad que mejore la salud y por tanto la vida de su personal, que ayude a reducir los niveles de contaminación de nuestras ciudades, y que disminuya el número de accidentes de vehículos a motor.

La contaminación atmosférica de las ciudades es uno de los mayores problemas de este siglo XXI, con enormes consecuencias sobre la salud de las personas, causando múltiples enfermedades e incluso la muerte. Entre los principales causantes de la contaminación atmosférica se encuentran las emisiones provocadas por los medios de transporte, la quema de combustibles fósiles, la producción industrial, la quema de bosques, el empleo de aerosoles y la radiación. Enfermedades respiratorias, daños cardiovasculares, fatiga, dolor de cabeza y ansiedad pueden ser algunas de consecuencias de este exceso de contaminación en el aire.

En nuestra Región, Murcia, Cartagena y Alcantarilla están siendo protagonistas en los últimos meses de graves episodios de contaminación. Por aportar un dato reciente, el pasado miércoles 27 de febrero, la estación medidora de San Basilio detectó la presencia 59 μg/m3 de partículas en suspensión PM10. El Ayuntamiento de Murcia procedió a activar sólo el nivel de “aviso” por contaminación. En Cartagena también se superaron recientemente los umbrales diarios de estas partículas en La Aljorra y Escombreras. La Dirección General de Medio Ambiente y Mar Menor tuvo que activar el Protocolo marco de contaminación. Por lo que respecta a Alcantarilla, se detectaron nada más y nada menos que 90 μg/m3 el 26 de febrero. El concejal de Medio Ambiente de esta localidad, José Antonio López Olmedo, afirmó contundente que “en Alcantarilla no se han superado los valores límites establecidos de PM10”.

Por otra parte, según datos del Ministerio del Interior, durante el año 2018 se han producido 1.072 accidentes mortales en vías interurbanas, en los que han fallecido 1.180 personas y 4.515 heridas hospitalizadas; el parque de vehículos ha aumentado un 3%, situándonos en los 33,7 millones de vehículos, y se detectó el preocupante dato del incremento en un 48% de atropellos a peatones.

De acuerdo con el Informe de Siniestralidad 2017 de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia presentado el año pasado, los vehículos terrestres (“sin especificar”) son el segundo agente causante de accidentes en el ámbito de Administración y Servicios, con un 13,43%, y la tercera causa en el IMAS con un 10,31%.

Contaminación y accidentes de tráfico, dos graves consecuencias del excesivo uso que hacemos de los vehículos a motor. ¿Y cuáles son las actuaciones e iniciativas que ha llevado o lleva a cabo el gobierno regional murciano para disminuir ese uso, prevenir las enfermedades, incluso mortales, antes nombradas, y apostar por un tipo de movilidad sostenible y segura? En la CARM existe en la actualidad el Plan de Movilidad Vial Segura 2018-2021, publicado por la Consejería de Hacienda en el BORM el pasado 6 de octubre de 2018. Este Plan, negociado con las organizaciones sindicales con representación en la Mesa Sectorial de Administración y Servicios, extenso en el sentido de ser un “instrumento para mejorar determinados aspectos de la siniestralidad laboral vial”, incluye un exiguo (tan sólo tres párrafos) punto 6.9 de “Fomento del uso del transporte público, vehículos compartidos y la bicicleta”, en el que se indican una serie de medidas para fomentar el uso de transportes sostenibles, como puede ser “estudiar la posibilidad (sic) de efectuar un convenio con el servicio de transporte público MuyBici con el fin de fomentar el uso de la bicicleta (…) y reducir la utilización del vehículo privado”; hacer un “análisis de la movilidad del personal empleado público”; estudiar también la “posibilidad de poner a disposición del personal una tarjeta multitransporte”; crear “plazas de estacionamiento reservadas para el personal que efectúe los desplazamientos domicilio-trabajo en vehículo compartido”; o reservar “zonas de aparcamiento para bicicletas en aquellos centros que cuenten con aparcamiento propio”.

En Intersindical Región Murciana estamos firmemente convencidos de que la mejora de los servicios públicos tiene mucho que ver con la mejora de las condiciones de trabajo del personal, y creemos que las responsabilidades tienen que ser compartidas entre todas y todos, Administración, ciudadanía y sindicatos. Por ello, esta organización sindical invita al Gobierno Regional murciano a que dé un paso adelante y elabore un Plan de Movilidad Sostenible, que apueste decididamente por una movilidad sostenible que mejore la salud y por tanto la vida de su personal, que haga reducir los niveles de contaminación de nuestras ciudades, y que disminuya el número de accidentes de vehículos a motor.

Ese paso adelante supondría cambiar conciencias y tendencias, analizar y planificar cómo actuar para dar mayor protagonismo a los medios de transporte alternativos al coche. De esta manera, proponemos una serie de medidas:

  • Promoción de la bicicleta como alternativa al vehículo privado.
  • Puesta en marcha de iniciativas para fomentar el desplazamiento a pie a los centros de trabajo.
  • Fomento del uso del transporte público colectivo, autobuses, tranvías y trenes.
  • Promoción del viaje compartido en coche y viaje en coche multiusuario.
  • Fomento de la intermodalidad.
  • Zonas de aparcamiento para bicicletas en todos los centros de trabajo.
  • Adquisición de vehículos eléctricos o, en su defecto, híbridos para el Parque Móvil Regional.
  • Colaboración con las administraciones municipales para la potenciación de estacionamientos disuasorios en las afueras de las ciudades.
  • Colaboración entre administraciones central, regional y municipal para integrar los diferentes transportes colectivos y fomentar el uso de los vehículos sin motor.
  • Ayudas económicas para sufragar el coste del transporte público y/o alquiler de bicicletas municipales.
  • Ampliación e integración de las redes de transporte público.
  • Mejora de líneas y frecuencias del transporte público.
  • Creación de rutas de autobús para el personal que comunique un intercambiador de transporte con los centros de trabajo o con los aparcamientos disuasorios.
  • Servicios de autobús que recojan al personal en un punto más o menos próximo a su domicilio y los lleven al lugar de trabajo, haciendo el recorrido inverso al finalizar la jornada.
  • Vestuarios y duchas en centros de trabajo para ciclistas y peatones.
  • Reubicación sistemática del personal en los centros de trabajo más próximos a su domicilio, incentivando sistemas de voluntariedad, permutas…

Estas medidas serían algunas de las que podría tomar una hipotética “Comisión para la Movilidad Sostenible”, que estudie y desarrolle planes de actuación concretos, y que elabore finalmente un conjunto de actuaciones para formas de desplazamiento más sostenibles, como las que hemos nombrado: caminar, ir en bicicleta o en transporte público. Estas opciones compatibilizan el crecimiento económico, la cohesión social y territorial y la defensa del medio ambiente, que suponen por tanto una mejora en nuestro personal empleado público.

Categorías ComunicadosEtiquetas , ,