DERECHOS REPRODUCTIVOS

Hoy, 28 de septiembre, de nuevo tenemos que reivindicar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, a pesar de la ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo del estado español. Esta ley aprobada en el 2010 (hace ya 10 años) aún no se ha implementado, sólo con leer alguno de sus artículos queda claro esta falta de interés de las autoridades por desarrollar esta ley. Así su Artículo 5 referido a los objetivos de la actuación de los poderes públicos recoge:

1. Los poderes públicos en el desarrollo de sus políticas sanitarias, educativas y sociales garantizarán:

a) La información y la educación afectivo sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo. Este objetivo lejos de desarrollarse, en aquellas autonomías donde se ha implementado con programas educativos como el caso de SKOLAE, a pesar de ganar un reconocimiento de la Unesco, ha sido denunciado, criticado, vapuleado y al final reconducido dejándolo en algo secundario

b) El acceso universal a los servicios y programas de salud sexual y reproductiva. La sanidad, al ser responsabilidad de las comunidades autónomas, no está funcionando de igual manera entre unas y otras. Las hay que han desarrollado programas muy buenos, en otras no se estás dando la atención que merece la salud de las mujeres, siendo programas obsoletos y sin perspectiva feminista

c) El acceso a métodos seguros y eficaces que permitan regular la fecundidad. El acceso a anticonceptivos, suelen estar fuera del sistema de salud y ser caros para que sean accesibles a todas las mujeres independientemente de su condición social.

d) La eliminación de toda forma de discriminación, con especial atención a las personas con algún tipo de discapacidad, a las que se les garantizará su derecho a la salud sexual y reproductiva, estableciendo para ellas los apoyos necesarios en función de su discapacidad. Hay que permitir a las personas con discapacidad una educación afectivo sexual que les permita el acceso a la salud sexual y reproductiva y erradicar la esterilización forzada que aún se produce en España. El informe de CERMI de 2017 recoge:

“La práctica de la esterilización forzosa forma parte de un patrón más amplio de denegación de los derechos humanos de las mujeres y niñas con discapacidad. Esta denegación incluye también la exclusión de manera sistemática de los sistemas de atención a la salud reproductiva y sexual, restricciones en la elección de métodos anticonceptivos voluntarios, una focalización en la supresión menstrual, una atención deficitaria durante el embarazo y en el parto, abortos involuntarios, y la denegación del derecho a ser madre”.

Documento: Esterilizacion forzosa de mujeres discapacitadas

e) La educación sanitaria integral y con perspectiva de género sobre salud sexual y salud reproductiva. En el informe sombra del Convenio de Estambul se recoge que la formación con perspectiva de género no figura en prácticamente en ninguno de los currículos de medicina o enfermería.

Por supuesto, a pesar de esta ley, no está todo conseguido, nuestros derechos sexuales y reproductivos siempre están en entredicho y “penden de un hilo”. No olvidemos del intento de Ruiz Gallardón de cambiar esta ley por otra mucho más conservadora y que restringía derechos, no lo consiguió, pero debemos seguir alertas. Lo que sí se cambió, a pesar de las protestas, fue el derecho de las menores de 16 a 18 años a abortar sin el consentimiento paterno, ahora es necesario éste o llegar a tribunales. Debemos estar vigilantes para que no sigan reduciendo derechos de manera paulatina.

Visto lo anterior, queda claro que aún nos queda mucho por conseguir en el Estado Español. La situación es aún peor a nivel mundial, aún hay países donde obligan a las mujeres a llevar a término su embarazo con pena de cárcel como son Nicaragua República Dominicana o El Salvador y más cerca El Vaticano y Malta.

La lucha de las mujeres por nuestros derechos sexuales y reproductivos es global. La alianza entre mujeres es fuerte y nos apoyamos unas a otras. Junta venceremos a esta sociedad patriarcal que se cree con el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y no lo vamos a tolerar.

Desde la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical exigimos:

  • Laretirada del de la obligatoriedad del permiso de lxs progenitores para poder abortar en el caso de menores de edad.
  • Que el aborto sea libre, gratuito, de calidad y que esté garantizado por la sanidad pública.
  • Una educación sexual efectiva, a todos los niveles sociales y educativos.
  • El acceso libre y gratuito para toda la población de los métodos anticonceptivos, también las mujeres con discapacidad y que estos estén garantizados por la sanidad pública.
  • Que se tengan en cuenta nuestros derechos como personas, como mujeres, nosotras legislamos sobre nuestros cuerpos.

28 de septiembre 2020

Organización de Mujeres de la CI