CONTRA LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA 2020

6 de febrero Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina 2020

La práctica de la mutilación genital femenina en 2020 se encuentra fuertemente arraigada en culturas y tradiciones de gran cantidad de países, especialmente en África y Oriente Medio, a pesar de las campañas de concienciación y erradicación impulsadas por los diferentes organismos internacionales. Sin embargo, hay muchos factores difíciles de combatir ya que están muy vinculados a tradiciones y creencias erróneas que provocan daños irreparables a millones de mujeres y niñas de todo el mundo.

Los cada vez más amplios movimientos migratorios conllevan la necesaria integración y convivencia con mujeres procedentes de etnias y países en los que se lleva a cabo esta violación de los derechos humanos y una de las manifestaciones más crueles ejercidas sobre las mujeres por el hecho de serlo.

Por ello en los países de recepción de estas nuevas culturas son absolutamente imprescindibles la prevención y la educación y éstas han de darse tanto en los países de origen como en los países de destino.

 Son numerosas las ONGs, como Médicos sin Fronteras, que consideran fundamental conocer qué creencias sustentan la práctica en cada familia para proporcionarles información detallada y realizar un acompañamiento en el proceso de cambio.

En los países de destino o de vida, es imprescindible que las diferentes administraciones (sanitarias y educativas) realicen protocolos integrales de carácter interdisciplinar para acabar con la mutilación genital femenina y garanticen asistencia integral a las mujeres supervivientes de esta práctica.

Es necesario desde el ámbito educativo un conocimiento profundo, basado en la investigación y el estudio de estas culturas, que lleve a desarrollar planes de prevención, de sensibilización y acompañamiento tanto a las alumnas como a todos los miembros de su familia: a las abuelas, a las madres, a los padres, a los hermanos… en un proceso paulatino de transformación y cambio.

Mientras tanto, es imprescindible empoderar a las mujeres y a las niñas con todos los medios de los que disponemos: legislativos, sanitarios, educativos, de sensibilización y acompañamiento para erradicar de manera efectiva y definitivamente esta terrible práctica que ha costado y sigue costando tantas vidas y tanto sufrimiento.

Desde la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical, trabajamos día a día para acabar con esta práctica y nos unimos a las voces en defensa de las mujeres y las niñas que ven violentados sus más básicos derechos humanos.

6 de febrero de 2020

Organización de Mujeres