Brecha salarial

Brecha salarial, las cutre pensiones, la economía sumergida

MÁS RAZONES PARA IR A LA HUELGA EL PROXIMO 8 M.

El próximo 8 de marzo, las mujeres volvemos a estar convocadas a la huelga.  Y nos sobran las razones. La desigualdad entre hombres y mujeres se hace evidente en las estructuras de integración.  La lucha por la visibilización de las mujeres y la toma de conciencia de estas desigualdades ha derivado en la triste pero necesaria  necesidad de poner el acento en el hecho de hasta qué punto ser hombre o mujer influye en  las situaciones de empobrecimiento de las personas.

Realizamos un breve repaso por uno de los principales ejes de integración y que hacen evidente estas desigualdades de género: el mercado de trabajo. La tasa de actividad[i]  (búsqueda de empleo y el empleo en sí)  de las mujeres en la franja de edad reproductiva en la Región de Murcia fue en el último trimestre de 2018, 13,49 puntos porcentuales más baja que la de los hombres en la misma franja de edad. Sucede lo contrario para la tasa de paro, que es mayor en el caso de las mujeres[ii].   Los datos ponen en evidencia la realidad que comentaba  hace años una dirigente de la patronal que señalaba que prefería contratar  a una mujer de más de 45 años o menor de 25, porque si quedaba embarazada se encontraba con un problema.

La jornada de trabajo a tiempo parcial en mujeres es 4 veces superior a la de los hombres[iii]. La brecha salarial en España se sitúa en torno a un 23%, en la Región de Murcia en el 26%; la Comisión Europea señala que la brecha salarial aumenta hasta un 36,6% cuando llega la jubilación. Este indicador no sólo tiene elementos de diferencia de retribución entre personas de distintos sexo que realizan el mismo trabajo, sino que se explica con la aplicación de complementos salariales de manera desigual. La ONU, asegura que si las mujeres pudieran participar en la economía en condiciones de igualdad con los hombres el PIB mundial aumentaría un 26%.

La protección social gestada por el Estado de Bienestar, también reproduce estas desigualdades de género. Concebida desde una visión que proyecta historias laborales sin interrupción, con jornada completa, deja a las mujeres que no tienen posibilidad  de realizar una cotización suficiente al amparo de las prestaciones no contributivas cuyo importe es menor.

Así pues las mujeres en relación al mercado laboral trabajan con peores condiciones laborales (a tiempo parcial,  con contratos temporales, en ramas de actividad peor remuneradas y aplicación discrecional de complementos salariales),  la tasa de paro es más elevada y tienden a permanecer más tiempo fuera del mercado laboral porque el trabajo reproductivo compite con el trabajo productivo; se les otorga una protección social insuficiente. Todos estos factores tiene como consecuencias el experimentar procesos de exclusión social.  Otra vez volvemos a los datos, según el retrato robot del perceptor de renta básica de inserción en la Región de Murcia según el informe del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social es mujer española, de entre 35 y 44 años y parada de larga duración, el 65,8% de quienes recibieron esta ayuda fueron mujeres y tres de diez pertenecen a familias monoparentales.

Por esto y mucho más sobran razones, nosotras vamos a hacer huelga el 8 de marzo. ¿Y tú?

[i] EPA 4ª Trimestre de 2018:25 a 54 años: 90,74% hombres y 77,25 % mujeres.

[ii] EPA 4ª Trimestre de 2018: Tasa de paro: 25 a 54 años: 10,22 % hombres y 19,16 % mujeres

[iii] EPA 4ª Trimestre del 2018 para la Región de Murcia: Tasa de empleo jornada parcial  7,1%  hombres y   26 % mujeres

Categorías Campañas, Comunicados Etiquetas , ,