BASTA YA DE JUSTICIA PATRIARCAL

¡BASTA YA DE JUSTICIA PATRIARCAL!

Hoy la “manada” ha vuelto a ser tendencia en las redes sociales. ¿Cuál es el motivo? Que la otra manada, la judicial, ha vuelto a enseñar sus zarpas y colmillos a una víctima de la violencia machista. En la sentencia que firman los magistrados se reconoce como hechos probados que el acusado intentó apuñalarla y posteriormente estrangularla en presencia de sus dos hijos menores, hecho que afortunadamente no consiguió materializar. Asimismo declara la existencia de “homicidio en grado de tentativa” pero sorprendentemente el acusado solo es condenado por “maltrato ocasional”. Los mismos jueces que en la violación múltiple a una mujer en Sanfermines describían en hechos probados una agresión sexual pero sólo condenaron a los violadores por abuso sexual e incluso uno de ellos quiso absolverles al ver según él un jolgorio, ahora describen un homicidio en grado de tentativa pero condenan al agresor por maltrato ocasional.

               El ministro del Interior, Grande-Marlaska, en declaraciones recientes ha pedido respeto para todas las sentencias judiciales, y manifestado que confía en que no causen desánimo en la sociedad. ¿Respeto? ¿Desánimo? Las mujeres ya superamos el desánimo. El sentimiento de indignación, cabreo, impotencia e indefensión que sentimos es tremendo. Desde hace tiempo en este país creer en el sistema judicial se está convirtiendo casi en un acto de fe. Tenemos que confiar en que sus señorías no sean unos misóginos que directamente creen que las mujeres somos unas falsas y vamos a fastidiar a unos pobres chicos ejemplares que solo se han cogido una juerga más. También debemos confiar en que sus señorías no sean unos consumidores habituales de pornografía que si analizamos es claramente machista, pudiendo así ver en una violación múltiple un jolgorio. La contundencia de nuestras palabras es motivada por el hartazgo que sufrimos de ver cada semana varios casos de justicia patriarcal que en lugar de impartir justicia más bien parece que defiende a los agresores.

               La semana pasada un agresor sexual de Molina de Segura era condenado a un año de prisión y a indemnizar con 3500 euros a la víctima. La víctima es una joven con síndrome de Down. Los violadores, haciendo gala de su cobardía, aprovechan las situaciones de vulnerabilidad que presentamos las mujeres no por ser débiles, que no lo somos, sino porque  somos atacadas sin estar alerta de poder sufrir una agresión por un ser que tiene todo premeditado y planificado; y también porque si lo necesitan se encargan de anular nuestra voluntad mediante el uso de alcohol y drogas como la conocida burundanga (la cual se jactaba de usar el grupo de whatsapp de la manada). Por si todo ello no fuera suficiente hay violadores que seleccionan como víctimas a mujeres que aún tienen una vulnerabilidad mayor por presentar una discapacidad psíquica reconocida como es el caso. Si para cualquier víctima defenderse de una agresión sexual, verbalizar a sus seres queridos lo sucedido, tramitar una denuncia formal y sobrellevar todo el periplo judicial es un mundo, para ellas es toda una odisea. Esta joven mostrando una enorme valentía acudió al juzgado solicitando justicia pero, sorprendentemente, la condena que avanzamos ha quedado suspendida porque el agresor no tiene antecedentes y además se ha comprometido a no cometer agresiones en los próximos 3 años. Lo cual nos deja mucho más tranquila a todas las mujeres. ¿Quién no confiaría en la palabra de un agresor sexual? Este hecho es una doble irresponsabilidad ya que la víctima se siente poco menos que insultada por la justicia y encima respalda al agresor. No podemos afirmar que tenga relación, pero lo que sí sabemos es que decisiones judiciales como esta dan alas a los agresores, y por desgracia hace sólo dos días otra joven con discapacidad psíquica fue violada en los aseos de la estación de autobuses de Murcia.

               Esta es sólo una pincelada de la indefensión jurídica que sufrimos las mujeres, lo cual va contra la Declaración de Derechos Humanos y nuestra Constitución Española ya que somos ciudadanas de pleno derecho y debemos tener, por tanto, los mismos derechos y libertades. El derecho a la justicia se nos viene negando por una judicatura patriarcal que tiene urgentemente que ser formada en perspectiva de género. Por ello instamos al Gobierno autoproclamado feminista del señor Sánchez Castejón a que tome las medidas pertinentes para que esto se materialice y que ponga en marcha con celeridad el citado Pacto de Estado contra la violencia de género que se firmó hace ya más de un año y del que aún no se han desarrollado medidas efectivas. Asimismo, instamos al Gobierno de la Región Murciana a crear y desarrollar centros de atención especializada para las víctimas de violencia sexual. Hoy mismo denunciaba Amnistía Internacional como nuestra región junto con otras 8 comunidades autónomas carecen de ellos. Teniendo en cuenta que en nuestro país, según datos oficiales, cada 5 horas una mujer es violada, es difícil entender cómo nuestra comunidad autónoma no tiene ya una atención personalizada para las víctimas. En los próximos días veremos en Ayuntamientos, Parlamentos, Congreso, Senado e incluso en Juzgados, minutos de silencio y distintos actos para conmemorar el 25N, Día Internacional contra la violencia de género, en sus manos está empezar a trabajar mañana mismo para que esta situación cambie y las mujeres podamos por fin vivir en una sociedad igualitaria que garantice plenamente nuestros derechos y libertades.  ¡BASTA DE VIOLENCIAS MACHISTAS! ¡NOS QUEREMOS VIVAS, LIBRES Y EMPODERADAS!

            Organización de Mujeres de la Intersindical Región Murciana, 22 de noviembre de 2018.