AGOSTO SANGRIENTO: CINCO MUJERES ASESINADAS EN 10 DÍAS

Verónica Frías. Tenía 25 años y una niña de 4. La mató su exnovio el día 29 en la ciudad de Málaga.
Sara Pereira. 81 años. Asesinada con un golpe en la cabeza. Su marido y agresor se ahorcó. Ocurrió también el 29 en Pontevedra.
M. Carmen Martín. 41 años. Murió el día 2 en Berja (Almería). Un hijo.
Yolanda Aniorte. 39 años. Murió a golpes en Orihuela (Alicante) el día 4. Un hijo.
Ana M. Márquez. 37 años. Degollada el día 8 en Tórrox (Málaga)

Con esta última ya son 43 las mujeres asesinadas en este ranking macabro de terrorismo machista este año 2014 y que son más de las que entran en las estadísticas del Ministerio.
Nunca nos acostumbraremos a esta violencia machista que no se detiene ni merma. Mientras, los gobiernos, central y autonómico, continúan recortando en protección y recursos asistenciales, en prevención, en educación, en sanidad,
en vida.

EL TERRORISMO MACHISTA ES UNA CUESTIÓN DE ESTADO.

El terrorismo machista es la primera causa de muerte prematura de las mujeres. Una sociedad que permite que nos asesinen por ser mujeres es una sociedad enferma y mientras no sea la lucha efectiva por su erradicación el objetivo prioritario de cualquier gobierno o partido político las mujeres seguirán siendo asesinadas y no será posible ningún cambio real.

Todas estas mujeres asesinadas parece que no son suficientes para que el conjunto de la ciudadanía reaccione y exija a los gobiernos políticas reales y efectivas que acaben con esta lacra.

Para la Organización de Mujeres de La Intersindical es impensable un Estado democrático si no se erradican las violencias y discriminaciones de que somos objeto las mujeres. Exigimos a los gobiernos un compromiso político prioritario para promover la prevención de la violencia desde la educación. Es urgente la adopción de medidas efectivas reales, con la correspondiente dotación presupuestaria, para combatir la violencia contra las mujeres en todas sus formas y manifestaciones.

Queremos construir un nuevo orden social donde las mujeres tengamos las mismas oportunidades y derechos que los hombres y exigimos nuestro derecho a una vida libre de violencias basada en el respeto a la diversidad.

En todo nuestro activismo, en toda manifestación, en toda agenda política el objetivo prioritario ha de ser la lucha para erradicarla. No consentiremos que se siga invisibilizando que el MACHISMO MATA y la única forma de frenarlo es invertir en igualdad.

Leer comunicado

Estadística