JORNADAS DE LUCHA EUROPEA CONTRA LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO E INVERSIÓN Y CONTRA EL FRACKING

Con el objetivo de detener el TTIP, el CETA, el TISA y otros tratados de libre comercio.

CONCENTRACIONES 11 de Octubre:

La sociedad civil, los sindicatos, agricultores y activistas de organizaciones ciudadanas de toda Europa llaman a un día de acción con el objetivo de detener el TTIP, el CETA, el TISA y otros tratados de libre comercio que están siendo negociados actualmente. También reclamamos la promoción de políticas comerciales alternativas que contemplen como prioritarios los derechos de las personas, la democracia y el respeto al medio ambiente.

El TTIP (Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión) entre la UE y EEUU, el CETA (Acuerdo Económico y de Comercio Global) entre Canadá y Europa y el TISA (Tratado sobre Comercio en Servicios) entre 52 partes, incluidas la UE y EEUU, son ejemplos excelentes de cómo las políticas de comercio e inversión se están pactando de espaldas a la ciudadanía (ni siquiera los europarlamentarios tienen acceso a los documentos de las negociaciones), en secreto y en interés único de las grandes corporaciones multinacionales. La información transmitida a la opinión pública es mínima, al contrario de lo que sucede con los lobbies corporativos, que están desempeñando un papel decisivo presionando a las negociaciones.

Estos tratados pretenden crear un Consejo de Cooperación Reguladora que dará a las multinacionales el poder de escoger e incluso eliminar normativas y regulaciones que amenazan sus posibles beneficios. También instituye un Mecanismo de Resolución de Conflictos Inversor-Estado (ISDS por sus siglas en inglés) que es una grave amenaza para la soberanía de los países, ya que permitiría a las multinacionales presentar demandas multimillonarias contra Estados por pretendidas o imaginadas pérdidas de beneficios causadas por actuaciones gubernamentales que estas empresas consideran perjudiciales para sus intereses. Además, estas demandas (que sólo pueden presentar las empresas, no los Estados) se resolverían en unos tribunales de arbitraje especiales formados por tres abogados con intereses en la propia empresa, al margen de los tribunales nacionales e internacionales legalmente constituidos.

Si el TTIP, el CETA y el TISA llegaran a entrar en vigor, se otorgaría a las corporaciones el poder de cuestionar y neutralizar las decisiones democráticas de los estados sobre políticas públicas.

Asimismo, estos tratados, como consecuencia de la armonización reglamentaria, reducirían los estándares de salud y seguridad alimentaria, cuestionarían los derechos laborales, como el salario mínimo, los derechos de sindicación y huelga y la seguridad en el trabajo (EEUU no ha firmado la mayoría de los acuerdos de la OIT) y socavarían la autoridad de los gobiernos nacionales y locales para proteger el medio ambiente, al permitir prácticas nocivas como el fracking (EE.UU. no ha firmado el protocolo de Kyoto). Finalmente, los servicios públicos esenciales se verían reducidos o privatizados, en la estela del proceso de desmantelamiento del modelo social europeo vigente hasta ahora, en nombre de las políticas de austeridad y competitividad.

Con este día de acción pretendemos visualizar públicamente nuestra oposición al TTIP, el CETA y el TISA en las calles de Europa. Llevaremos el debate de dichas políticas a la ciudadanía, a la que, tanto la Comisión como los gobiernos europeos, pretenden mantener ausente de este proceso. También daremos a conocer nuestras alternativas sobre políticas económicas diferentes.

Esta jornada de acción es un hito más en el proceso para impedir que se aprueben estos tratados, que amenazan la sostenibilidad del planeta, los derechos de la ciudadanía y la democracia misma. Próximamente plantearemos la recogida de un millón de firmas en una Iniciativa Ciudadana Europea, reclamando que aborten las negociaciones del TTIP y no ratifique el CETA.

Nos solidarizamos con las personas de todo el mundo que comparten nuestras preocupaciones por el medio ambiente, la democracia, y los derechos humanos y sociales. Conseguiremos detener el TTIP, el CETA y el TISA uniendo las voces y la energía de los ciudadanos y las ciudadanas de Europa, Canadá y EE.UU.

GANAREMOS ESTA BATALLA. JUNTOS FRENTE AL PODER EMPRESARIAL

NUESTROS DERECHOS Y POR ENCIMA DE LAS MULTINACIONALES

Comunicado en pdf