¡NO A LA LEY MORDAZA!

La Intersindical de la Región Murciana invita a todas las personas afiliadas y a la ciudadanía en general a participar en la manifestación que saldrá el próximo martes 30 de junio a las 20:00 h. desde la Plaza Circular de Murcia, contra la denominada Ley de “seguridad” ciudadana, mas bien conocida como ley mordaza.

La Intersindical rechaza esta ley, que pretende penalizar la libre expresión en las calles y las acciones pacíficas, que suelen ser la única vía que tiene la ciudadanía para expresar su descontento y oponerse a medidas abusivas e injustas adoptadas por sus gobernantes.

Especialmente sangrante es la autorización de las “devoluciones en caliente”, que está recibiendo duras críticas en distintos foros internacionales por su falta de respeto hacia derechos humanos fundamentales. Por otra parte esta ley profundiza en la “inseguridad” de la ciudadanía, agravando su indefensión ante episodios de abuso policial como los que, por desgracia, hemos podido ver estos últimos años.

La Intersindical pide al Partido Popular una mayor convicción democrática, que respete los derechos fundamentales como el de asilo, reunión o manifestación y que retire esta ley que nos retrotrae a épocas que pensábamos superadas.

 No a la impunidad. No a la Ley Mordaza.

La Ley Mordaza, impuesta por el agonizante gobierno del Partido Popular, no es más que una herramienta habilitada para romper las reglas del juego de la democracia representativa, tal y como la conocemos. A partir del uno de Julio, entraremos en algo parecido a un estado de excepción, donde se verán bastante mermados el derecho de reunión, de manifestación, de huelga, la libertad de expresión y también la libertad de movimiento, sobre todo para las personas migrantes.

Una Ley Mordaza que dota, a las políticas económicas, fiscales y financieras realizadas por los mercados, las grandes corporaciones y las multinacionales, de una impunidad inmensa, asegurando lo que ellos llaman “orden público”. Las consecuencias de esa impunidad se materializan en millones de despidos y desahucios, en privatizaciones de la banca pública, la sanidad, la educación, la energía, el agua, los servicios públicos, etc… En realidad, como podemos apreciar, se trata precisamente de lo contrario, de proteger el desorden de lo público que generan todas estas políticas. Su orden público es nuestra pérdida de derechos y el desorden de nuestras vidas.

De esta forma, si decidimos ponernos manos a la obra para frenar este tsunami devastador y defender lo que es nuestro, pasaremos de ser víctimas de las políticas desarrolladas por un reducido grupo de personas que no ha elegido nadie, a ser culpables de desordenar sus negocios, porque de esto va el concepto de seguridad en la Ley Mordaza: recortar los derechos fundamentales citados anteriormente, que resultan indispensables para que los pueblos se defiendan de las agresiones injustas y seamos capaces de avanzar hacia sociedades más justas, solidarias e igualitarias. Y el capital sabe muy bien que esos derechos y libertades van en contra de sus balances económicos.

El partido del gobierno ha impuesto una ley que, entre otras cosas supone:

  • La limitación de la libertad de expresión, reunión y manifestación. Se incrementarán las sanciones por las protestas que se realicen ante el Congreso, el Senado u otro organismo autonómico similar, así como por la colocación de pancartas en organismos públicos. También legislan expresamente contra movimientos sociales como la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, muy activos estos últimos años: la ocupación de entidades bancarias o impedir un desahucio se sancionarán con multas de hasta 30.000€.
  • Se sancionará con hasta 30.000€ la grabación o difusión de imágenes y vídeos en actuaciones de la policía aunque ésta cometa abusos.
  • Se legalizan las “devoluciones en caliente”. Serán legales las expulsiones sumarias y colectivas de personas migrantes sin darles la oportunidad de pedir asilo o exponer qué le han llevado a saltar la valla de Ceuta o Melilla, vulnerando así el derecho internacional.
  • Persecución de colectivos vulnerables, como las personas que se dedican a la prostitución en la vía pública, situándolo en la práctica en una situación de persecución y acoso.

Frente a estos recortes de libertades, las organizaciones que participamos en la movilización del 30 de junio de 2015 y que suscribimos este manifiesto, expresamos nuestro claro rechazo a la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza. Una ley impuesta por el Partido Popular sin contar, ni tener en cuenta las necesidades de la inmensa mayoría de la población. Así las cosas, no nos queda otro camino que denunciar la realidad que nos imponen, una realidad impropia de un país democrático, donde los derechos y las libertades ciudadanas son intocables.

NO A LA LEY MORDAZA. NO A LA IMPUNIDAD

Ver manifiesto