GAS NO ES SOLUCIÓN

APOYO DE INTERSINDICAL REGIÓN MURCIANA A LA REIVINDICACIÓN ENERGÉTICA PLANTEADA POR LA RED PARA UNA TRANSICIÓN ECOLÓGICA DEMOCRÁTICA, SOSTENIBLE Y ECOFEMINISTA.

Compartimos el temor de la red, al observar como el gas natural está recibiendo un gran impulso político como combustible de transición alternativo al consumo de otros combustibles fósiles, como el carbón, sin que, para ello, se hayan realizado estudios objetivos, transparentes y democráticos sobre su verdadera eficacia transitoria, ni sobre los riesgos de su uso; ya que, el gas natural es también un combustible fósil y, como tal, tiene una huella climática favorecedora del calentamiento climático global.

Bajo el hipotético, y no contrastado, bien común que supone el uso del gas natural, se están promoviendo institucionalmente, tanto en España como en el resto de la UE, grandes infraestructuras para dar soporte a la distribución, almacenamiento y consumo del gas natural; las infraestructuras proyectadas tienen una vida media de varias décadas, y un coste de abandono muy elevado, lo que convierte la apuesta por este combustible en algo incompatible con los objetivos climáticos europeos plasmados en el Acuerdo de París, que exigen unos tiempos de reacción mucho más inmediatos.

Son a menudo los grandes fondos de inversión y las empresas del oligopolio gasista las que actúan como juez y parte en la planificación de estas infraestructuras y en la estimación de necesidades gasistas, con lo que de ausencia de objetividad, transparencia y democracia conlleva.

Para asegurar la rentabilidad de estas infraestructuras se están buscando nuevos usos del gas, y trasladando a la población usuaria la diferencia tarifaria, lo que favorece la pobreza energética. Al tiempo que consideraciones éticas desaconsejan la importación de gas desde algunos de los países productores en los que se violan los derechos humanos reiterada y constantemente.

“El gas debe jugar un papel secundario y decreciente en la transición energética hacia un 100 ­% renovable; no puede convertirse en el pilar central de la misma. Una apuesta decidida por el gas como la que observamos sólo puede desviar el foco, los esfuerzos políticos y los recursos de un claro compromiso por las energías renovables sin ambages.”

Lee aquí el manifiesto.