VICTORIA JUDICIAL

STERM INTERSINDICAL GANA UNA SENTENCIA EN LA QUE SE RECONOCE LA INCAPACIDAD PERMANENTE POR HIPERSENSIBILIDAD ELECTROMAGNÉTICA Y SENSIBILIDAD QUÍMICA.

En 2011 fue el Consejo de Europa, en su resolución 1815, quien advirtió sobre los efectos potenciales para la salud de los campos magnéticos de muy baja frecuencia ligados a las líneas y aparatos eléctricos. Este mismo organismo señalaba la necesidad de tomar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, implementar campañas de información y de sensibilización y prestar especial atención a las personas “electrosensibles” afectadas de un síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos. Entre las medidas especiales que se debían adoptar para protegerlos se incluye la creación de “zonas blancas” no cubiertas por redes inalámbricas.

Desde hace años STERM Intersindical ha acompañado y asesorado por parte de nuestros Servicios Jurídicos a una afiliada afectada por el Síndrome de Hipersensibilidad electromagnética y sensibilidad química hasta que le ha sido reconocida su situación de incapacidad permanente total para el trabajo como consecuencia de esta dolencia.

A pesar de las recomendaciones del Consejo de Europa y de la situación de países como Suecia donde la sensibilidad electromagnética ya tiene tratamiento de discapacidad, el Estado Español todavía no ha adoptado medidas para proteger a las personas afectadas por esta enfermedad. Este colectivo, que podría llegar a las 500.000 personas en todo el país, se enfrenta a una gran incomprensión y son pocas las sentencias judiciales que reconocen el carácter incapacitante de la misma, razón por la cual esta sentencia tiene especial relevancia.

Esta sentencia pone fin a un largo proceso en el que la Universidad en la que trabajaba la afectada se negó a adaptar su puesto de trabajo para limitar la exposición a los campos electromagnéticos y reconoció que no era posible ofrecer un lugar de trabajo libre de estos elementos donde poder mantener su actividad laboral.