VICTORIA JUDICIAL PARA LA CONCILIACIÓN

STERM GANA UNA SENTENCIA JUDICIAL EN APLICACIÓN DE LA CONCILIACIÓN FAMILIAR.

La administración se negaba a considerar como accidente de trabajo aquel ocurrido durante el trayecto desde el centro de trabajo de una trabajadora para asistir a su hijo enfermo.

STERM Intersindical lleva años exigiendo que las políticas públicas para garantizar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de las personas trabajadoras sean una realidad en todos sus aspectos. Sin embargo, como denuncia el sindicato, la interpretación de la administración sigue siendo restrictiva y, en muchos casos, se imponen los criterios estrictamente económicos sobre los propios de la conciliación familiar.

El sindicato de trabajadoras de la enseñanza ha llevado en varias ocasiones a Educación a los tribunales por considerar que se vulnera el derecho a la conciliación familiar de los y las trabajadores.

En este caso, la Justicia ha estimado la demanda de una afiliada, declarando que el accidente de tráfico ocurrido en el trayecto entre el centro de trabajo y el colegio del hijo de la docente, motivado por la necesidad de asistir al menor afectado por un problema de salud debe ser considerado como accidente in itinere, máxime cuando previamente la profesora había tramitado la solicitud del correspondiente permiso de conciliación.

De este modo, el Juzgado Contencioso Administrativo nº 6 de Murcia entiende que no cabe aceptar que se penalice la conciliación familiar cuando la persona trabajadora se ve obligada a ausentarse del trabajo tras justificarlo debidamente.

José Manuel Fernández, co-portavoz de STERM Intersindical, señala que “Educación no puede penalizar y desproteger a la docente durante el trayecto a su domicilio después de haber tramitado un permiso de ausencia del trabajo para la conciliación de la vida familiar y personal y teniendo la autorización de su empleador. Una vez más, la administración demuestra que apuesta por la conciliación sobre el papel, pero que dificulta su puesta en práctica y el reconocimiento de estos derechos”.

STERM Intersindical celebra el resultado de la sentencia judicial y demanda un cambio de actitud en la Administración que permita facilitar y poner en práctica todas aquellas políticas públicas que garanticen la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.