UNA VEZ MÁS LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN TRATA DE IMPONER SIN CONSENSO UNA MEDIDA QUE CAMBIARÁ RADICALMENTE LA FORMA DE EVALUAR AL ALUMNADO DE SECUNDARIA

Tarde y mal la Consejería de Educación ha publicado en menos de dos semanas, dos borradores de la orden de evaluación que, supuestamente, los docentes de secundaria deberán aplicar el próximo diciembre para evaluar a su alumnado.

Este sindicato teme que haya sido una acción intencionada por parte de la administración para generar malestar entre la comunidad educativa y así esconder el verdadero problema.

Y es que, una vez más, esta Consejería no ha hecho bien sus deberes. Quizás se tendría que plantear una prueba extraordinaria en junio o septiembre a sus gobernantes para aprender a publicar documentos debatidos, serios y consensuados para evitar el caos que genera hacerlo mal. Si bien es cierto que el próximo 20 de diciembre tienen una prueba final, y viendo cómo han trabajado y actuado durante los últimos años, dudamos mucho de que sean capaces de superarla.

 

STERM-Intersindical denuncia que la Consejería, en su afán de imponere la LOMCE y ante la evidente urgencia de la publicación de una orden de evaluación está, como en muchas ocasiones, improvisando.

Preguntada la Consejería en Mesa Sectorial por este sindicato el pasado día 8 de octubre sobre la moción aprobada en la Asamblea Regional sobre la minimización de la LOMCE, su respuesta fue que la ley había que cumplirla. A la pregunta de cómo pensaban que los docentes cumplieran la ley sin una orden de evaluación publicada, la respuesta fue que se publicaría en breve.

Así salió la semana pasada el primer borrador, y esta hemos visto el segundo, generándose un enorme debate de opinión pública con respecto a las pruebas extraordinarias, si en junio o en septiembre, sin que la Consejería haya informado ni debatido previamente con los distintos sectores educativos.