STERM Y CCOO CONVOCAN HUELGA EL 23 DE SEPTIEMBRE

Esta convocatoria pretende ser el inicio de otras convocatorias de huelga que se producirán intermitentemente mientras Educación no negocie la bajada de las ratios y el incremento necesario de personal. Las organizaciones sindicales no descartan una huelga indefinida en caso de que la administración no dé respuesta a sus demandas.

CCOO Enseñanza y STERM consideran que  la situación a la que la Consejería de Educación ha abocado al profesorado es absolutamente insostenible. No se han cumplido ninguna de las reivindicaciones que estas organizaciones consideran fundamentales tanto para garantizar la seguridad de la comunidad escolar como la equidad del sistema educativo en la respuesta al alumnado más vulnerable. No se han rebajado las ratios a cifras que permitan mantener la distancia de seguridad, el refuerzo de plantillas llevado a cabo es absolutamente insuficiente, no está garantizada la provisión de EPIs para el profesorado que lo requiera y las plantillas de limpieza siguen siendo insuficientes.

Tanto STERM como CCOO consideran que la semipresencialidad propuesta por la administración no solo no soluciona el problema de seguridad en los centros educativos, sino que además genera otros problemas. El torticero cambio de concepto que se produce al hablar de aforo en vez de ratio tan siquiera soluciona el problema de la imposibilidad de que el alumnado pueda mantener la distancia de seguridad pues permite que, por ejemplo, en un grupo de 1º de ESO con 33 alumnos asistan 26 o 27 alumnos cada día a clase, cifra muy alejada de los 15-20 alumnos que serían recomendables para garantizar la distancia de seguridad. Dicha medida genera además problemas de organización del curso escolar que indudablemente van a resentir la equidad del sistema educativo.

Por una vuelta a los centros segura e inclusiva

CCOO y STERM denuncian que la Educación se ha mostrado incapaz de proveer al sistema educativo de los recursos que necesita para afrontar la crisis de la COVID. Ambas organizaciones consideran que llueve sobre mojado y que esta situación no es más la prolongación de una política educativa regional que se ha caracterizado estos últimos años por la falta de voluntad para revertir los recortes educativos de 2012. La escuela no puede hacer frente a una pandemia en condiciones de seguridad desde una situación de recortes que, por la desidia de la Consejería, se han convertido en crónicos.

STERM y CCOO, ante una administración que no da respuesta a lo que la escuela necesita, y que lo hace desde el más absoluto desprecio a los mecanismos de la negociación colectiva, no pueden hacer otra cosa que llamar a la huelga y a la movilización creciente del profesorado. Ambos sindicatos manifiestan que este debe ser el inicio de un proceso de huelgas intermitentes y movilizaciones crecientes hasta que la Consejería de Educación garantice la seguridad de la comunidad escolar. No descartan tampoco la convocatoria de una huelga indefinida si la administración no se aviene a negociar las medidas necesarias para que el curso pueda desarrollarse en condiciones de seguridad y equidad en cualquiera de los escenarios que nos depare la evolución de la crisis de la COVID.

CCOO y STERM tienen intención de promover y continuar la lucha del profesorado, en sintonía con el resto de la comunidad escolar, hasta que se provean los recursos humanos y materiales necesarios para una escuela segura.