STERM INTERSINDICAL CRITICA LA EXTERNALIZACIÓN DE SERVICIOS EN LOS CENTROS EDUCATIVOS.

Lamenta que la Consejería de Educación financie la contratación de empresas para las clases de apoyo en vez de contar con su propio profesorado.

STERM INTERSINDICAL  se ha mostrado contraria a la externalización de servicios que debería prestar la administración educativa. En este sentido ha criticado con dureza a La Consejería de Educación  que, a través de la Dirección General de Ordenación Educativa y Atención a la Diversidad, ha trasladado a los centros de secundaria una serie de instrucciones para el desarrollo de Medidas de Apoyo Individualizado al alumnado con dificultades de aprendizaje que deja en manos privadas la atención a estos jóvenes.

 

 

La propuesta de la Consejería invita a los Institutos de Educación Secundaria a facilitar la realización de tareas escolares fuera de horario lectivo. Para ello los centros interesados recibirán una dotación de 5000 € que se destinarán a contratar a la empresa o entidad que desarrollará las clases de repaso con el alumnado.

Para STERM Intersindical, en una coyuntura de disminución de plantillas, de no contratación de profesionales interinos, con una oferta de empleo público caracterizada por la precariedad y los contratos temporales; semejante propuesta resulta vergonzosa.

Según este sindicato, la resolución de la Consejería es una muestra más de la tendencia a externalizar y privatizar los servicios públicos.

El recurso a personal externo, vinculado a empresas contratadas que usan los espacios y recursos de los propios centros educativos;  no es nuevo. Tal y como denuncia STERM, en relación al Plan de Absentismo o al Programa de Acompañamiento en Lenguas Extranjeras.

STERM defiende que cualquier medida de este tipo sea asumida por el profesorado adscrito a los centros educativos públicos, siendo debidamente remunerada. Considera que cualquier otra opción rompe con los principios de igualdad, merito y capacidad que deben regir la elección de las personas que trabajan para la administración pública.

Así mismo, desde esta entidad se insiste en que la Consejería de Educación, bien con cargo a su propio presupuesto, bien con partidas del Ministerio, desarticula  el sistema público educativo en beneficio de la empresa privada.

Por lo demás, añade, se trata de una medida de atención a la diversidad endeble y minoritaria, “apenas un parche”. En este sentido STERM Intersindical reclama a la Consejería medidas más audaces cara a una atención plural e integradora del alumnado, con una adecuada financiación y una apuesta decidida por lo público.