NO a las reválidas LOMCE

STERM INTERSINDICAL SE OPONE A LA PRUEBA DE EVALUACIÓN FINAL DE 6º DE PRIMARIA. “NO A LAS REVÁLIDAS”

En STERM Intersindical nos oponemos a la prueba de evaluación de 6º de Primaria por estos motivos:

– Con estas pruebas se someterá a niños y niñas de apenas 12 años a una situación de estrés injusta e inútil desde la perspectiva pedagógica.

– Consideramos que las reválidas son un mecanismo ineficaz que poco o nada tienen que ver con la calidad educativa y que en nada refuerzan la igualdad de oportunidades.

– Están realizadas por profesorado ajeno al alumnado y centradas en competencias instrumentales dejando a un lado la formación global de la persona, la diversidad, la creatividad y sin respetar los procesos de maduración individuales.

– Aunque la Administración subraye que no se trate de establecer rankings entre centros y que los informes no se harán públicos, y dado que esta circunstancia ya se dió el curso pasado, no hay garantía de que esto no vuelva a suceder.

– Este tipo de pruebas conlleva un desprecio hacia la profesionalidad del profesorado, y con ello de los centros, ya que se minusvalora la formación y capacidad para evaluar al alumnado y detectar sus problemas y cómo abordarlos.

– Porque se evalúan los resultados y no el proceso, eliminando el carácter de la evaluación continua,  formativa y orientadora que caracteriza a la Educación Primaria.

– Las pruebas son externas y, por tanto, no tienen en cuenta las características peculiares ni del centro ni de su alumnado, tratándose de una evaluación descontextualizada.

– Porque consideramos que los cuestionarios de evaluación dirigidos a los alumnos y a sus familias, lejos de analizar el contexto de los mismos, realizan una evaluación encubierta de la tarea del profesorado.

– El resultado de estas pruebas se recogerá en el expediente del alumnado al finalizar la etapa. Pues bien, aún no se han elaborado los informes que regularán esta información y no podemos asegurar la repercusión que puedan llegar a tener.

STERM Intersindical sigue manifestando su NO rotundo a la LOMCE y exige su derogación para que no se sigan aplicando reválidas que suponen, entre otras cosas, un coste económico que podría revertirse en recuperar los derechos perdidos por los recortes en Educación.