STERM INTERSINDICAL exige a la Consejería medidas para evitar retrasos en los pagos.

 

Considera necesaria una mayor y mejor inversión en educación pública.

Reivindica una gestión distinta y trasparente de los presupuestos educativos y tacha de desastrosa la gestión económica del equipo de Pedro Antonio Sánchez.

La Consejería de Educación anunció ayer, de forma informal, que en breve se procedería al pago de lo que se adeuda al profesorado que ejerce tareas de coordinación y apoyo de comedores escolares y al que se dedica a la atención educativa domiciliaria. No obstante a fecha de hoy se desconoce cuándo se harán efectivos dichos pagos en nómina.

STERM INTERSINDICAL viene denunciando desde hace tiempo lo vergonzoso de este tipo de retrasos y señala que es especialmente doloroso el caso de las y los profesionales que se dedican a la atención del alumnado que, por enfermedad, no puede asistir a los centros. En este caso, en Marzo debería haberse cobrado lo trabajado hasta el mes de Diciembre anterior y en Noviembre el resto. Lo peor, según este sindicato, es que la Consejería ha hecho norma de lo que debería ser algo excepcional.

 

Esta organización señala que no son casos aislados. Las reticencias primero y los retrasos después en el pago de los sexenios al personal interino son otro ejemplo. Más sangrante aún son los retrasos en el pago de las partidas correspondientes al funcionamiento ordinario de los centros.

STERM INTERSINDICAL critica duramente la gestión económica de Pedro Antonio Sánchez, a la que tacha de oscurantista, despilfarradora y muchas veces improvisada. De esta improvisación es buena muestra la propuesta, aún en borrador, de gratificar económicamente la posesión de determinadas titulaciones en el ámbito de conocimiento de idiomas; una idea claramente populista, que puede generar graves desigualdades profesionales y que no viene avalada por ninguna memoria económica.

Todo ello en un momento en el que los centros educativos se resienten de la falta de una adecuada inversión y padecen la obsolescencia de sus instalaciones o sus equipos informáticos; en el que quedan suspendidos programas como el Plan de medidas de Refuerzo Individualizado o en el que el personal del Servicio de Prevención ha de hacer casi milagros para trabajar con partidas ridículas.

Frente a los parabienes que la Consejería de Educación dedica a centros concertados y privados, la escuela pública se ve constantemente ninguneada, menospreciada y discriminada por quien se supone debería velar por ella. Es por ello que STERM INTERSINDICAL considera necesaria una gestión distinta y, para empezar, trasparente, de los presupuestos dedicados a educación e insiste en que la gestión económica puede hacerse de manera más eficaz y racional sin que ello suponga recorte alguno.

 

Puedes descargarte esta nota en PDF y difundirla en tu centro de trabajo.



Default

Default