STERM INTERSINDICAL DENUNCIA LA PRECARIA SITUACIÓN DE LAS PERSONAS CONTRATADAS COMO AUXILIARES DE CONVERSACIÓN EN CENTROS BILINGÜES

Coincidiendo con la publicación en BORM de una convocatoria para contratar Auxiliares de Conversación, STERM INTERSINDICAL, como ya hiciera el año pasado, vuelve a denunciar las pésimas condiciones en que estos profesionales desarrollan sus funciones en los centros educativos de la Región.

Según STERM esta convocatoria trata de “reclutar”, otra vez, a 28 nuevos e ingenuos auxiliares de conversación después de haberse convocado originalmente a 164. La orden aclara literalmente: “Habiéndose producido nuevas renuncias de auxiliares nativos de lenguas extranjeras y agotada la lista de aspirantes en lengua inglesa, a fin de asegurar la presencia de auxiliares de conversación en los centros, la Consejería de Educación, Universidades y Empleo considera necesario la convocatoria de una nueva bolsa de auxiliares en lenguas extranjeras para cubrir las vacantes existentes y las que se pudieran producir”.

En estos dias, STERM ha tenido conocimiento de las situaciones lamentables en las que se encuentran algunos de estos auxiliares. En ocasiones no pueden costearse el transporte hasta el centro de trabajo, en otras necesitan del apoyo económico de sus compañeras y compañeros de trabajo, situaciones, todas ellas, difícilmente sostenibles. Este sindicato ha podido constatar en definitiva, que las renuncias de dichos auxiliares no son subjetivas sino que en su mayoría obedecen, como ya ocurrió el curso anterior, al impago de sus sueldos y por tanto a la imposibilidad material de mantenerse fuera de sus países nativos.

 

SUPUESTA EXCELENCIA DEL PROGRAMA BILINGÜE.

Esta organización lamenta profundamente que la tan renombrada excelencia del modelo bilingüe de esta Consejería se base, al menos en parte, en el incumplimiento de los compromisos económicos adquiridos con este colectivo y que su renuncia obligada se cubra con nuevos aspirantes a los que no sabemos si pagarán pero que la historia reciente en este sentido nos lleva a pensar que no. Desde luego podrían repetir las convocatorias indefinidamente asegurándose la existencia de ayudantes lingüísticos durante todo un curso sin abonar ni un euro.