STERM INTERSINDICAL CRITICA LAS LÍNEAS DE ACTUACIÓN MARCADAS POR LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN.

Insiste en la necesidad de incrementar los recursos y considera que debe reorientarse la política educativa regional.

STERM INTERSINDICAL ha valorado negativamente las líneas de actuación anunciadas por la Consejería en el último Consejo Escolar Regional. Para esta organización, aún estando de acuerdo con la forma de algunas de las propuestas; el fondo de las mismas y su orientación política no deja de ser preocupante por cuanto jerarquiza aún más el sistema educativo ahondando en las desigualdades ya existentes.

STERM critica, entre otros aspectos, la negativa de la Consejería a aceptar que los recortes en los recursos inciden negativamente en los resultados educativos y lamenta que se ignore el peso fundamental del contexto socioeconómico y cultural en dichos resultados.

 

También señala como preocupante la pérdida de la democracia en la gestión de centros educativos; así como la minusvaloración del docente, al que se aparta de la toma de decisiones, despreciando su labor evaluadora  y responsabilizándolo casi en exclusiva de la calidad del sistema.

Para STERM INTERSINDICAL hay otras formas de apoyar las materias troncales sin que ello suponga un detrimento del resto de áreas del conocimiento.

Desde este sindicato también se insiste en que lo que se aumenta es la autonomía de los directores, no de los centros educativos. Además teme que el traslado de horario a las tardes se haga a costa de apoyos y otras medidas que se han mostrado eficientes. Denuncia que algunas de las medidas vulneran los criterios de igualdad, mérito y capacidad en el acceso al empleo público, abriendo la puerta a la arbitrariedad y el amiguismo. Y finalmente reclaman una memoria económica de las actuaciones que la Consejería vaya a llevar a cabo.

STERM INTERSINDICAL ha hecho llegar a los centros un primer análisis de las líneas propuestas por la Consejería en el que se incide en los puntos reseñados.

STERM defiende la necesidad de aumentar los recursos dedicados a Educación y reivindica un modelo educativo en el que prime la cooperación frente a la competitividad, la participación frente a la imposición, la inclusión frente a la segregación y la creatividad frente a al dogmatismo.