STERM INTERSINDICAL ANTE EL NOMBRAMIENTO DE MARTÍNEZ-CACHÁ

 STERM Intersindical muestra su preocupación ante el nombramiento de la nueva Consejera de Educación. Una apuesta clara por la Educación Privada.

La Consejería de Educación, primero con el imputado Pedro Antonio Sánchez y después con los reprobados Isabel Sánchez Mora y Enrique Ujaldón, ha mostrado su incapacidad para velar por el interés general de las murcianas y los murcianos al no defender y planificar adecuadamente los recursos públicos destinados a Educación en la Región de Murcia. Bueno, sí que lo ha hecho, pero no en beneficio de la Educación Pública, sino del negocio que se ha generado en la nueva burbuja educativa, incrementando los presupuestos destinados a la Educación privada, incluida la UCAM y ahora también Bachillerato y FP y destruyendo los ya escasos recursos humanos y económicos para la Educación Pública.

El nombramiento de Adela Martínez-Cachá -que deja un desolador panorama con el Mar Menor en su antigua Consejería, responsable de la desaparición de la Guardería Pública de La Paz, profesora de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM)- y las declaraciones del flamante presidente de la Región -un ejemplo claro de lo que entiende el Partido Popular por mérito y capacidad-, podría suponer la puntilla para una Administración que ha conseguido aunar a toda la Comunidad Educativa en defensa de una Educación Pública claramente troceada y repartida entre las empresas afines al PP sin ningún criterio de eficiencia, más allá del puro negocio y el amiguismo al que nos tiene acostumbrados el Gobierno de la Región de Murcia.

STERM Intersindical espera sinceramente que las demandas de la comunidad educativa y de las organizaciones sindicales sean atendidas, que empecemos con buen pie, convocando a la Mesa de Educación, escuchando a la Junta de Personal, y que veamos de una vez por todas cómo hay una voluntad clara de recuperar los derechos laborales perdidos, de revertir los recortes y de apostar claramente por la Educación Pública, por las personas y por la Región. Este no debe ser el cortijo de unos pocos.
La Educación Que Queremos tampoco.