RESPUESTA DE STERM A LAS LÍNEAS PROPUESTAS POR LA CONSEJERÍA.

En el dia de ayer, el Consejero de Educación, presentó una serie de medidas dirigidas, según afirmaba, a “mejorar” nuestro sistema educativo.

Desde STERM INTERSINDICAL os trasladamos una valoración sobre cada una de las cinco “líneas maestras” presentadas

1. MEJORAR EL CONOCIMIENTO EN ÁREAS PRIORITARIAS. El informe PISA evalúa parte de las áreas de conocimiento. La Consejería se apoya en este criterio para potenciar determinadas áreas en detrimento de otras. Se podría hacer de otro modo, pero serían necesarios más recursos como desdobles de alumnado. En este tema cabe señalar que la consejería asume la “doctrina McKinsey” según la cual no es necesaria más inversión educativa para obtener una mayor calidad.

2. AUMENTAR LA AUTONOMÍA DE LOS CENTROS. En realidad se aumenta la autonomía del director en detrimento de la toma de decisiones democrática por parte de los claustros y del conjunto de la Comunidad educativa. Ésta sobredimensionada capacidad de decisión se salta incluso los criterios de igualdad, mérito y capacidad en el acceso al empleo público, abriendo la puerta a la arbitrariedad y el amiguismo. Por otro lado una autonomía sin recursos se ve claramente limitada.

3. FORTALECER LA FIGURA DEL MAESTRO Y PROFESOR. En realidad se minusvalora la figura del docente, apartándolo de la toma de decisiones, despreciando su labor evaluadora y responsabilizándolo casi en exclusiva de los resultados.

4. CREAR UN SISTEMA DE EVALUACIÓN PERDURABLE, ORDENADO Y HOMOGÉNEO.La Consejería de Educación no realiza la autocrítica precisa de los sistemas de evaluación ya existentes. No concreta los mecanismos a emplear en el futuro salvo en lo referido a la publicidad de resultados. Se apuesta por la publicación directa o indirecta de rankings de centros. Se abandona el concepto de evaluación contínua.

5. FOMENTAR LA CULTURA DEL ESFUERZO Y LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES. Vuelve a responsabilizar, casi en exclusiva, al profesorado y al alumnado de los malos resultados obtenidos. En este aspecto se ignora totalmente las observaciones de los autores del informe pisa, que marcan como decisivo el peso del contexto socioeconómico en los resultados. La Consejería queda fuera de esta cultura del esfuerzo ya simplemente se dedica a medir el que realizan el resto de actores del proceso educativo. En cuanto a la igualdad de oportunidades, estamos seriamente preocupados por cómo va a quedar la atención a la diversidad, asunto sobre el Consejero no se pronuncia.



Default

Default