REPRESIÓN ANTISINDICAL EN FILIPINAS

STERM DENUNCIA LA REPRESIÓN ANTISINDICAL EN FILIPINAS Y EXIGE AL GOBIERNO QUE TERMINEN LAS VULNERACIONES DE DERECHOS HUMANOS.

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de la Región Murciana (STERM Intersindical) ha mostrado su condena de la intensificación de la represión policial contra la Alliance of Concerned Teachers (ACT-Philippines) y otras organizaciones de la sociedad civil y sindicales en Filipinas.

La nueva ola de represión comenzó el 31 de octubre cuando más de 60 personas fueron detenidas durante las redadas simultáneas llevadas a cabo por las fuerzas militares y policiales contra sindicatos, organizaciones de la sociedad civil y grupos defensores de los derechos humanos. Varias oficinas de la ACT fueron allanadas y al menos un coordinador provincial de la ACT fue arrestado. Las operaciones de represión continúan y la ACT teme que más miembros puedan ser blanco de ataques.

El clima antisindical bajo el régimen de Duterte ha hecho que sindicalistas, docentes y académicos teman por sus derechos y su seguridad. Raymond Basilio, secretario general de la ACT y miembro del Consejo de la IE, ha recibido múltiples amenazas de muerte desde enero de 2019.

STERM Intersindical está profundamente preocupado por estos nuevos acontecimientos que están deteriorando aún más la situación de vulneración de derechos humanos y sindicales.

STERM Intersindical insta al Gobierno a que ponga fin de inmediato a la clasificación y represión contra la ACT-Philippines y otros sindicatos y organizaciones de la sociedad civil del país, y a que garantizara la seguridad y protección de todos los miembros y líderes sindicales.

STERM Intersindical se solidariza con nuestras organizaciones hermanas en Filipinas y continuará monitoreando de cerca la situación de los derechos humanos y sindicales en el país.