RECHAZO A LA RECUPERACIÓN DE LA DOCENCIA PRESENCIAL

STERM INTERSINDICAL RECHAZA QUE SE RETOME LA DOCENCIA PRESENCIAL ESTE CURSO Y EXIGE CENTRAR LOS ESFUERZOS EN EL PRÓXIMO CURSO.

Las medidas que está proyectando el Gobierno Central para la desescalada incluyen en la fase 2, prevista inicialmente en nuestra Región para el próximo 25 de mayo, la recuperación de la docencia presencial en los centros educativos de aulas de Educación Infantil de 0-6 años, 4º ESO, 2º Bachillerato, 2º de FP de grado medio y superior, último curso de Enseñanzas de Régimen Especial (Conservatorios, EOI, Artes, …) y Centros de Educación Especial.

El análisis inicial de la propuestas nos conduce a una valoración muy negativa de estas medidas que suponen la vuelta a los centros educativos para llevar a cabo tareas de docencia presencial. Consideramos que todavía no se dan las condiciones para hacerlo posible con suficientes garantías para profesorado y alumnado y que, por lo tanto, el esfuerzo debería volcarse en el inicio del curso 20/21.

Reforzar la Educación Pública

Por ello, hemos demandado a la Consejería de Educación el inicio de la negociación de las condiciones en las que se producirá la vuelta a la actividad docente a partir de septiembre. El inicio del próximo curso debe planificarse pormenorizadamente de manera que se establezcan no solo las medidas higiénico-sanitarias que sean necesarias para garantizar la salud, sino también que se garanticen por parte de la Administración los recursos necesarios para afrontar el curso, y que aseguren que ningún estudiante se queda atrás. Para ello es imprescindible disminuir las ratios, reforzar las plantillas docentes, mejorar los recursos de atención a la diversidad, aumentar los presupuestos de los centros educativos, asegurar la desaparición de la brecha digital para todas las actividades telemáticas, etc.

Es fundamental no convertir los centros educativos en focos de contagio, para lo cual hemos propuesto a la Consejería de Educación -entre otras medidas- la realización de mediciones de temperatura y pruebas de diagnóstico a todas las trabajadoras y trabajadores que tengan que incorporarse al puesto de trabajo, así como el refuerzo de las plantillas de limpieza sin que estas sean subcontratadas a empresas externas.

Por último, insistimos en que la Consejería de Educación no puede seguir trasladando todas las responsabilidades a los equipos directivos de los centros, tanto organizativas como presupuestarias. Exigimos que Educación esté a la altura, y que en el marco del Comité de Salud y Seguridad Laboral y en la Mesa Sectorial de Educación se resuelvan todas estas cuestiones que, mientras sigan sin atenderse, no harán más que crear incertidumbre y estrés entre las trabajadoras y trabajadores.