POSTURA DE STERM INTERSINDICAL SOBRE EL LIBRO BLANCO DOCENTE

STERM-INTERSINDICAL CRITICA QUE EL GOBIERNO QUIERA DESVIAR LA ATENCIÓN DE LA LOMCE EN PLENA CAMPAÑA ELECTORAL

Hasta ayer se hablaba de la nefasta LOMCE y su menos acertada implantación, hoy se habla del Libro Blanco como la solución a todos los problemas de la educación.

 

Cuando el ministerio de Educación contrató con José Antonio Marina la elaboración de un Libro Blanco para entregar a veinte días antes  de las elecciones, en el PP debieron pensar que serviría para tapar cuatro años nefastos que terminaron con la fuga de José Ignacio Wert a París.

Se dejó de hablar de malos ministros y las primeras páginas se llenaron de titulares sobre malos profesores. Se dejó de hablar de la nefasta Ley educativa implantada sin consenso y se empezó a hablar del Libro Blanco.

Si leemos lo que han captado los medios de las ideas del señor Marina, entrevistas incluidas, es lo que justamente ha pasado. Dar la idea, absolutamente falsa, de que los profesores españoles no quieren que se evalúe su labor docente, va en esa peligrosa dirección. Parece poco casual que de los miles de datos que contiene el informe,  muchos de ellos reconociendo los recortes y sus efectos negativos en nuestro sistema educativo, se ha resaltado por encima de todos la falta de evaluación del profesorado.

La Educación pública está seriamente perjudicada por un “cachondeo institucional” patrio que produce políticas educativas absurdas y un permanente desconcierto en  la comunidad educativa.

En España no tenemos un problema de profesorado, tenemos un problema de ministros, y de políticas educativas erráticas. Los docentes operan en un marco institucional poco propicio para su desempeño profesional.

Tras las elecciones se trata de volver atrás en los recortes, derogar la LOMCE, recuperar la inversión en la educación pública,  reivindicar la mejora de las condiciones  en  las que el alumnado recibe sus clases y en las que el profesorado las imparte, recuperar la participación democrática de  la gestión escolar, sacar la religión de la escuela…En definitiva garantizar una enseñanza pública de calidad para todos y todas, temas  que STERM-Intersindical seguirá reivindicando. En este contexto, y sólo en ese contexto, podemos empezar a hablar de un Pacto Educativo con la participación y el consenso de todos los actores implicados y los pies puestos en las aulas,  no en los despachos.

La postura de STERM Intersindical respecto al libro Blanco es…

”El 20 de diciembre,  yo voto no a la LOMCE”

Secretariado STERM Intersindical.