LOMLOE: MEJORAS LEJOS AÚN DE LAS NECESIDADES EDUCATIVAS

EL CONGRESO APRUEBA UNA LOMLOE QUE ELIMINA LO MÁS LESIVO DE LA LOMCE, PERO LEJOS AÚN DE LAS NECESIDADES EDUCATIVAS ACTUALES.

STERM INTERSINDICAL señala que la controversia política y las demandas de la enseñanza privada en defensa de unos privilegios que no tienen parangón en Europa, no deben ocultar ni las mejoras ni las deficiencias de la LOMLOE.

Desde el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de la Región Murciana, STERM Intersindical, celebramos sin duda la eliminación de los aspectos más lesivos de la LOMCE: segregación del alumnado, eliminación de competencias a claustros y consejos escolares, calificación de la materia de Religión, reválidas. Igualmente, somos plenamente conscientes de que supone un pequeño avance en las nuevas medidas de admisión del alumnado en cuanto a la distribución equilibrada del alumnado entre la pública y la concertada, se elimina la posibilidad de establecer perfiles de profesorado. Celebramos que la coeducación, el respeto a la diversidad y la educación afectivo-sexual, la inclusión e incluso la crisis climática sean aspectos centrales de la exposición de motivos. La mayor autonomía de los centros educativos -aún con importantes limitaciones democráticas-, la oferta pública para el ciclo 0-3 años, las prohibiciones de donar suelo público para la construcción de centros privados y de subvencionar colegios que segregan por razón de sexo, son todas ellas medidas necesarias.

Por otro lado, los cambios que introduce la LOMLOE sobre inmersión lingüística, el papel de la enseñanza privada concertada o la eliminación de las reválidas, la eliminación de los estándares de aprendizaje y la reducción de las veces que el alumnado puede repetir a lo largo de su escolaridad obligatoria -medidas que han demostrado ser ineficaces para reducir el fracaso y el abandono escolar- son para adecuarse a la realidad de lo que ya sucede en nuestros centros educativos con buen resultado -la cooficialidad de las lenguas propias-, o para acercarse a lo que es norma general en nuestros vecinos europeos que ni subvencionan la enseñanza privada, ni establecen carreras de obstáculos al alumnado, si no que tratan de integrarlo poniendo los medios  humanos y materiales para ello.

Sin embargo, desde STERM Intersindical, echamos de menos una apuesta más valiente para esta octava ley educativa de nuestra etapa democrática, ya que no permite hacer realidad algunas de las reivindicaciones históricas del sindicato y del colectivo docente. Consideramos que se ha perdido una oportunidad para que el profesorado y la comunidad educativa, que son quienes finalmente aplican la ley, puedan opinar y debatir en profundidad. La LOMLOE no puede suponer un cheque en blanco para aceptar políticas educativas que no contemplan las mejoras que consideramos necesarias como:

  • La reducción de las ratios, imprescindible para una atención personalizada del alumnado.
  • La falta de un nuevo modelo de ingreso a la función pública docente, ya que el actual está obsoleto y no garantiza la consolidación del profesorado interino. Al mismo tiempo, ha de solucionarse la problemática de 170.000 personas interinas, casi un tercio de la totalidad del profesorado del sistema educativo público no universitario. Hay que dar estabilidad a este profesorado, y esta ley tampoco lo establece.
  • Recuperación de derechos laborales y mejoras educativas: no se contempla la reducción de jornada lectiva,  la estabilidad de las plantillas,  los planes de estabilidad para el profesorado interino, etc.
  • La equiparación del Profesorado Técnico de Formación Profesional como profesorado de Educación Secundaria que recoge la ley, es un gran paso, pero no incluye a todo este colectivo, lo cual nos preocupa.
  • La Religión Católica debe quedar fuera del currículo escolar. No es suficiente que no cuente para la nota media, que luego repercute en temas como la EBAU o la concesión de becas. La laicidad debe ser una de las bases del sistema educativo en un estado aconfesional, como establece la Constitución Española que es el Estado Español.
  • Ha de asegurarse una financiación del sistema público de enseñanza que la LOMLOE no contempla.
  • La eliminación de la asignatura de Ética en la Enseñanza Secundaria Obligatoria es inaceptable.

En definitiva, vemos como la ofensiva que están protagonizando las derechas y las patronales de la enseñanza privada concertada, con el apoyo de otras organizaciones representativas de esta enseñanza subvencionada con dinero público y en la que están utilizando a menores en sus protestas, es un tema político que en ningún caso responde, pues, a planteamientos educativos ni pedagógicos. Responde a la defensa de unos privilegios que se han dado en España, que se han incrementado con la aprobación de la LOMCE en diciembre de 2013 y que no se dan en el resto de países europeos, salvo alguna rara excepción.

Para Sterm Intersindical la LOMLOE supone una mejora con respecto a la LOMCE porque elimina sus aspectos más lesivos, pero es claramente insuficiente para quienes esperábamos un compromiso y una respuesta a la Escuela Pública, y consideramos que es otra oportunidad perdida para avanzar hacia la Escuela que queremos.