Lo llaman Unificación cuando quieren decir RECORTES en CEPAs

El Sindicato STERM-I pide la dimisión de Ana Mª Millán, Directora General de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad por mala gestión y por mentir públicamente a los usuarios de la Educación de Adultos en la Región de Murcia, a los docentes de estas enseñanzas y a la ciudadanía en general. En su defecto, pedimos a la Consejera que la cese, o que dimita ella ante su incompetencia manifiesta.

STERM recuerda y denuncia las declaraciones públicas de Ana Millán diciendo que no se iba a recortar nada en la Educación para Adultos, en ningún Centro de Educación de Adultos y que todos los profesores mantendrían su puesto de trabajo y la misma oferta educativa de otros años. Así fue en la Resolución de 30 de mayo firmada por ella misma donde salía el calendario del proceso de admisión y matriculación de alumnos en los Centros de Educación de Personas Adultas de la CARM para el curso 2016-2017, donde se recogía toda la oferta formativa de estos centros.

Sin embargo, como nos temíamos, han recortado en profesorado y  en  oferta. Cuando el Servicio de Educación de Adultos ha mandado a Provisión de Efectivos con un importantísimo recorte en las enseñanzas ofertadas en la práctica totalidad de los centros. Por poner solo un ejemplo, en Espinardo y Cabezo de Torres se ha suprimido TODA la oferta de Educación de Adultos. Programas tan sensibles como español para extranjeros, FP básica, TIC, Informática, acceso a la Universidad o las pruebas libres de la ESO entre otros, se ven seriamente dañados.

Es increíble que justifique tales recortes con la pérdida de matrícula cuando aún resta un periodo ordinario para ello entre el 1 y el 9 de septiembre. Pero ya han dado las instrucciones precisas para que no se abra la oferta en dicho periodo más allá de lo que se ha conseguido en julio.

Nos mentían entonces y nos siguen mintiendo, es la crónica de una muerte anunciada. Lamentable, otra vez, que la incompetencia gubernamental en cuanto a la gestión de recursos les obligue a insistir en obtener los fondos monetarios que precisan por su nefasta administración, de partidas tan esenciales como la Educación Murciana.

Esperamos que la Consejera de Educación y Universidades, que también manifestó que no habría recortes, tome medidas y permita que la población pueda seguir matriculándose en todos los CEAs de la región y sin disminución de la oferta tal y como se comprometió públicamente.