La plataforma en defensa de la Escuela Pública inicia una campaña contra las reválidas y la LOMCE

La Plataforma en defensa de la Escuela Pública de la Región de Murcia-Marea Verde, ha anunciado hoy en rueda de prensa una nueva campaña de rechazo a la LOMCE exigiendo la paralización en su aplicación.

La Plataforma ha recordado que en el pasado mes de septiembre la Asamblea Regional de Murcia aprobó una moción para que en este curso, en la región, se aplicara el mínimo desarrollo curricular de la LOMCE. A ello se añade que el 5 de abril una amplia mayoría en el Congreso de los Diputados votó a favor de la paralización de su calendario de aplicación, uniendo así al rechazo social el político y dejando al PP como único defensor de esta Ley, algo que resulta incompatible con la necesidad de alcanzar el consenso que requiere un tema tan básico y delicado como es la educación.

Sin embargo, el PP de la Región de Murcia se ha erigido en paladín y defensor de la Ley y se ha empeñado en aplicarla en toda su extensión. Prueba de ello es la forma en que se van a realizar en las próximas semanas las evaluaciones externas, conocidas como las reválidas, de la LOMCE en 3° y 6° de primaria.

Mientas que algunas comunidades como Extremadura, Castilla la Mancha y posiblemente Aragón ya han anunciado que no harán la prueba y otras han anunciado que la modificarán para no realizar la reválida tal y como viene marcada en la LOMCE, y en cualquier caso harán todas las pruebas en una sola sesión para que las familias que así lo deseen tengan posibilidad de no llevar a sus hijos a clase ese día, en Murcia se mantienen en su diseño original y se realizarán en primaria a lo largo de tres días.

La plataforma ha vuelto a remarcar su rechazo a las reválidas: «en aquellos países donde se aplican no hay mejora en los resultados escolares» y ha incidido en sus aspectos negativos, pues «se centran en unas pocas áreas transmitiendo el mensaje de prevalencia de unos contenidos sobre otros, limitan la valoración del progreso del alumnado al rendimiento académico en el momento de la prueba, favorecen el aprendizaje puramente memorístico, degradando los contenidos al estudiar sólo lo que se examina, someten al alumnado a una tensión innecesaria y deslegitiman la función docente al introducir la desconfianza en el profesorado ya que no es el profesorado con docencia directa sobre el alumno el que evalúa».

«El objetivo de estas pruebas no es ayudar al alumnado ni a los centros con más dificultades, ya que no está prevista ninguna medida específica ni en recursos ni en métodos educativos que contribuya a mejorar la educación. El único objetivo de estas pruebas es la elaboración de un ranking de centros según los resultados obtenidos. Un objetivo claramente político con el que se pretende situar en la cabeza educativa a aquellos centros con un alumnado en mejor situación socioeconómica y de forma clara a la enseñanza privada sobre la pública». Considera la Plataforma que si no se hiciera este ranking, las pruebas perderían todo su sentido, por lo que entra dentro de la lógica que la Consejera de Educación, la Sra. Isabel Sánchez Mora, se empeñe en publicar los resultados de la reválida de sexto, a pesar de la opinión contraria del propio Ministerio de Educación. Por eso la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública-Marea Verde ha decidido iniciar su campaña contra la LOMCE con el rechazo a estas pruebas. La campaña, identificada con el lema Las Reválidas no Educan (#ReválidasNoEducan) se trasladará en los próximos días a los centros y a la calle y se difundirá a través de las distintas organizaciones que componen la plataforma. Tras ella, la Plataforma no descarta llevar a cabo otro tipo de acciones y medidas reivindicativas o de protesta.

Plataforma Escuela Publica