INDIGNACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

STERM INTERSINDICAL MUESTRA TAMBIEN SU INDIGNACIÓN ANTE LAS DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO ESCOLAR DE LA REGIÓN DE MURCIA.

Considera estas declaraciones como muestras de cinismo e irresponsabilidad que se encuentran totalmente alejadas de la realidad de los centros educativos públicos.

Más de 3.000 docentes menos desde que se inició la crisis, aumento del número de alumnado por aula, recortes en los programas de atención a la diversidad, deterioro de los derechos laborales del colectivo docente, disminución de las partidas económicas destinadas a los centros educativos en más de un 30%, deterioro progresivo de las instalaciones de los centros educativos de la Región, subida de tasas universitarias, reducción en la cantidad y cuantia de las becas, etc. Nada de esto parece importar al Consejo Escolar de la Región de Murcia.

Buena parte de los sectores que componen la comunidad educativa, tanto el profesorado, como las familias o el propio estudiantado, han respondido con indignación ante las muestras de cinismo por parte del presidente del Consejo Escolar de la Región de Murcia, Juan Castaño. Desde STERM Intersindical, Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza, exigimos la rectificación de estas palabras que no se ajustan en absoluto a la realidad que se vive en los centros públicos de la Región.

El colectivo docente ha asumido sobre sus espaldas buena parte del peso de los recortes: aumento de la carga lectiva, reducción del tiempo dedicado a la planificación y preparación de las clases, incremento de la carga burocrática, falta de cobertura de las sustituciones, descenso de los apoyos ordinarios dentro del aula, deterioro de los planes de atención a la diversidad mediante la reducción de personal de PT y AL en los centros, etc.

Desde STERM Intersindical evidenciamos que lejos de mejorar, los recortes han hecho retroceder décadas la educación pública en la Región de Murcia. Esta política de recortes ha venido acompañada de contrareformas educativas, como la LOMCE, que sin contar con el consenso de la comunidad educativa ha impuesto las revalidas como instrumento para la segregación del alumnado según su “rendimiento”, ha dejado al Consejo Escolar o al Claustro del Profesorado como meros órganos consultivos mientras la Administración Pública tiene la capacidad de elegir a la dirección del centro arruinando así los pilares de la participación democrática, entre otras cuestiones.

Mientras se producía el paulatino desmantelamiento de la educación pública, el Gobierno Regional del PP ha mostrado continuamente su apoyo a la educación privada. Cuando las partidas económicas se veían reducidas drásticamente, y en muchas casos desaparecerían, hemos presenciado cómo se ha incrementado el desvío de fondos públicos a la educación privada a través de los conciertos, que incluso se han prolongado a etapas educativas como el Bachillerato y la Formación Profesional.

Desde STERM Intersindical le pedimos al presidente del Consejo Escolar de la Región de Murcia, Juan Castaño, que en lugar de aplaudir los recortes educativos llevados a cabo por el Gobierno Regional debería preocuparse por garantizar la reversión de los mismos: aumento de las plantillas docentes, reducción de la ratio de alumnado por aula, reducción de las horas lectivas del profesorado, mejora de los programas de atención a la diversidad, aumento de la financiación de la educación pública, un sistema integral de becas, la gratuidad de los materiales didácticos, etc. Estas son las medidas que pueden garantizar la mejora del sistema público de educación.