EN DEFENSA DE LA RECUPERACIÓN DE DERECHOS

STERM INTERSINDICAL PRESENTA EL INFORME SOBRE EL TRABAJO REALIZADO EN LOS ÚLTIMOS MESES PARA ALCANZAR UNA RECUPERACIÓN DE DERECHOS EFECTIVA.

Desde que se iniciaran los recortes en el ámbito educativo bajo la aplicación del RD 14/2012, eufemísticamente llamado de ‘racionalización del gasto público en educación‘, hemos venido trabajando para evitar que estas medidas que atacan directamente los derechos laborales se cronificasen y quedaran de manera permanente. Desde entonces hemos trabajando intensamente para que se puedan dar las condiciones que permitan recuperar todos los derechos que le fueron arrebatados al profesorado y que han tenido consecuencias muy negativas en el sistema educativo regional.

Han pasado ya más de 7 años y tanto el marco normativo estatal como las circunstancias económicas han cambiado sustancialmente. A partir del año 2018 hemos visto cómo muchas Comunidades Autónomas han empezado a negociar o a implantar un calendario de reversión de recortes que contemplan cuestiones tan importantes como la bajada de horas lectivas del profesorado, la recuperación del poder adquisitivo perdido, la reducción lectiva para mayores de 55 años sin reducción salarial, la disminución real y efectiva de las ratios máximas de alumnado por aula, etc. Sin embargo, nuestro gobierno regional quiere que estas medidas excepcionales se tornen en permanentes con la excusa presupuestaria, mientras no para de aumentar la deriva de dinero público a la educación privada a través de los conciertos y las externalizaciones.

Además, vemos con profunda indignación como la Consejería de Educación no tiene ningún problema en convertir a la Escuela Pública en el campo de batalla de la extrema derecha permitiendo y colaborando activamente para que los discursos del odio y las acusaciones de adoctrinamiento lleguen a nuestros centros educativos.

Por todo ello, durante los últimos meses hemos redoblado la intensidad con la que hemos exigido a la Consejería de Educación y al Gobierno Regional que se inicie la senda de la defensa de la Escuela Pública y de la reversión de recortes tan demandada por todo el colectivo docente. Para ello hemos mantenido reuniones con el Consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, y con la propia Consejera de Educación, Esperanza Moreno, a lo largo del mes de noviembre. También, junto con el resto de organizaciones sindicales, nos hemos dirigido a la Ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, y al Partido Ciudadanos, parte importante en la elaboración de los presupuestos regionales como miembro del actual gobierno regional. En todas las reuniones hemos transmitido la necesidad de poner fin a la etapa de recortes en educación y comenzar una nueva etapa para la Escuela Pública que se asiente sobre la recuperación de los derechos laborales del profesorado.

Si bien es cierto, en relación a los presupuestos de 2020 que todavía no se han ni tan si quiera presentado ante la Asamblea Regional, no se ha conseguido arrancar ningún compromiso por parte de Ciudadanos ni del Partido Popular. A pesar de las promesas electorales realizadas por este último partido que situaban la recuperación de la reducción horaria de mayores de 55 años sin merma económica o una bajada del número de días necesarios para acceder al cobro del verano del personal interino entre las primeras medidas a abordar en la legislatura.

Además, durante el mes de noviembre exigimos que se creasen espacios de negociación donde poder avanzar en el establecimiento de un calendario de recuperación de derechos. Conseguimos que se convocase un grupo de trabajo técnico sobre reversión de recortes, con presencia de la Consejería de Educación y todos los sindicatos, para analizar las medidas y la inversión que deben aplicarse en los próximos años en la aplicación de un inaplazable escenario de recuperación de derechos.

En nuestra búsqueda por conseguir compromisos solicitamos, junto con el resto de organizaciones sindicales, una Mesa Sectorial Extraordinaria cuyo único punto del día era fijar un calendario de reversión de recortes. Esta Mesa Sectorial, que tuvo lugar el pasado miércoles 18 de diciembre, fue profundamente decepcionante. No sólo la Consejera de Educación no se ha comprometido a cumplir las promesas electorales que hizo públicas el Partido Popular hace escasos meses sino que además no se compromete ni tan siquiera a empezar a trabajar para sentar las bases de lo que debería de ser un Plan de Inversión Plurianual para la Educación Pública que garantice la financiación de las medidas de reversión de recortes.

Una actitud profundamente irresponsable que nos sitúa en un marco que agota las vías de negociación y diálogo una vez que la Consejería de Educación ha cerrado las puertas a la construcción de consensos que nos permitan mejorar nuestra Escuela Pública. Y, como ya le hemos hecho saber a la Administración, esta situación es inasumible por más tiempo. A día de hoy, el trabajo en los centros educativos se sigue realizando gracias a la implicación y profesionalidad del profesorado pero en unas condiciones de urgencia, agotamiento, frustración por la falta de expectativas profesionales, precariedad, falta de atención y tiempo, que no puede sostenerse durante más tiempo.

La ausencia de espacios de negociación, de un horizonte certero y cercano de recuperación de derechos, sólo puede llevar a agravar una situación que terminará convirtiéndose a lo largo del año 2020 en un conflicto laboral de mayores dimensiones.

El nuevo escenario estatal con la próxima conformación de un gobierno de coalición con un claro matiz progresista es alentador. Sin embargo, las tensiones entre Gobierno central y Gobierno regional crecerán y corremos el riesgo de convertirnos en rehenes de una batalla partidista en aquellas cuestiones que sean de estricta competencia autonómica en las que, una vez más, tendremos que escuchar los viejos mantras del ‘no hay dinero’ o ‘la responsabilidad es del otro, pero no mía’. Ante esto, deberemos esforzarnos, como hemos hecho hasta ahora, por difundir un discurso claro que permita romper el bloqueo de la derecha política de esta Región que consolida los recortes y defender que existen alternativas para poner en el lugar que se merece a la Escuela Pública.

El compromiso de todas las personas que formamos STERM, desde las que trabajamos diariamente en la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores de la educación hasta los que cada día entráis en las aulas para enseñar a vuestro alumnado, es único: mejorar las condiciones de trabajo para poder ofrecer un mejor servicio público, el de una educación pública de calidad que no puede hacerse de espaldas al profesorado.

Por todo ello, debemos seguir trabajando conjuntamente, con firmeza, con voluntad y con un compromiso imparable para alcanzar las justas reivindicaciones del colectivo docente. Un camino que seguramente no será fácil pero en el que deberemos combatir el pesimismo y la frustración y convertirlo en auténticas acciones de presión que nos permitan romper el bloqueo y avanzar en la dirección deseada.

Descarga el informe completo aquí.