CONTRA LAS REVÁLIDAS OBLIGATORIAS

STERM INTERSINDICAL CRITICA LA OBLIGATORIEDAD DE LAS PRUEBAS DE EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN PRIMARIA

STERM Intersindical se suma a las críticas de cientos de familias y profesorado por la imposición de las pruebas de evaluación individualizada en 3º y 6º de Educación Primaria que se realizan entre el próximo 7, 8,9, 14 y 15 de mayo.

Desde el sindicato señalan que estas pruebas solo sirven para desorganizar la actividad diaria docente y generar estrés al alumnado. José Manuel Fernández, co-portavoz de STERM Intersindical, señala que “además, estas pruebas suponen un alto coste económico en una Comunidad en la que se mantienen severos recortes sobre nuestros sistema educativo, generadores de precariedad y desigualdad social”.

STERM Intersindical siempre se ha opuesto a estas pruebas que considera que no podrían llamarse con propiedad evaluación. Existe un amplio consenso entre la comunidad pedagógica internacional sobre las características que debe tener la evaluación educativa. Desde el sindicato se recuerda que “la evaluación la realizan los miles de docentes de manera continua, formativa, en el día a día del trabajo que realizan en las aulas junto a su alumnado”.

Además, la organización sindical recuerda que estas pruebas generan un alto grado de estrés al alumnado sin que existan una claras evidencias científicas que demuestren el valor de llevarlas a cabo. La Consejería de Educación siempre ha mostrado interés en aplicar con especial ahínco las medidas más lesivas de la LOMCE y, en este caso, demuestra una vez más su clara intención de clasificar y catalogar tanto al alumnado como a los centros educativos.

Desde STERM Intersindical critican que la Consejería de Educación haya determinado la obligatoriedad de las pruebas incluso en aquellos casos en los que el alumnado no haya asistido al centro durante los 3 días que duran las pruebas. Consideran que es una medida más de coacción para evitar la objeción de familias y alumnado ante unas pruebas que siempre se han encontrado con el rechazo de la Comunidad Educativa que obligan a la Administración a tomar medidas tan drásticas.

La realización de las pruebas de evaluación individualizadas distorsionan totalmente la organización de los centros durante estos días. Más de un millar de docentes se verán obligados a participar como responsables de la aplicación y corrección de estas pruebas y deberán ser cubiertos por otros docentes del mismo centro alterando no sólo el funcionamiento de los grupos de 3º y 6º sino también el resto de grupos que se quedan sin profesorado de apoyo.

Desde STERM Intersindical seguirán trabajando, desde el ámbito regional y estatal, para modificar aquellas leyes que dan un marco legal a la aplicación de estas pruebas de evaluación externas que han demostrado su nula utilidad y recuerdan al gobierno regional que la única política para mejorar la calidad educativa pasa por revertir los recortes: empezando por bajar las horas lectivas del profesorado y reducir las ratios de alumnado por aula en todas las etapas educativas.

Descarga el comunicado haciendo click aquí, imprímelo y ponlo en la sala del profesorado.