contra la burocratización

CONTRA LA BUROCRATIZACIÓN

STERM INTERSINDICAL LANZA UNA CAMPAÑA CONTRA LA BUROCRATIZACIÓN DE LA LABOR DOCENTE.

STERM propone a la Administración la creación de un grupo de trabajo que reduzca la burocracia en la labor docente y lanza una serie de medidas concretas.

La abusiva burocratización de la labor docente viene de lejos. Hace años que la Consejería de Educación obstaculiza nuestra labor docente al aumentar las tareas burocráticas del profesorado y de los equipos directivos que se ven obligados a dedicar más tiempo del que desean a estas tareas y menos al alumnado.

Existen procedimientos que proporcionan seguridad. Pero en aras de dicha garantía administrativa, el procedimiento no puede ser tan largo y tortuoso que lleve al docente a rellenar un carro de papeles que, al final, termina por alejar al profesorado de la actividad docente y lo desmotiva.

La aplicación de los recortes ha supuesto un aumento de la carga burocrática en los centros educativos al disminuir el número de docentes de las plantillas, reducir la inversión educativa que conlleva una pérdida de recursos humanos y materiales, el retraso en la cobertura de las sustituciones y al incremento del horario lectivo y de las ratios que han dado lugar a un aumento en las tareas burocráticas de las y los docentes.

La incoación de un expediente disciplinario, el protocolo para realizar una actividad extraescolar o, más recientemente, para llevar a cabo una actividad complementaria en el propio centro, tan solo son unos pocos ejemplos de los muchos que podemos poner, y que nos pueden llevar al desánimo educativo si no reflexionamos en la efectividad de los protocolos y procedimientos y la burocracia que acarrean.

En una nueva vuelta de tuerca hemos visto cómo la Consejería de Educación ha aprovechado la inclusión de las TICs en los centros educativos para imponer su modelo de escuela, propiciando una organización irracional de nuestro trabajo y dificultando la comunicación directa entre el profesorado. Pese a la ficticia sensación de comodidad que puede otorgar el uso de herramientas informáticas como Anota, lo cierto es que las nuevas tecnologías están imponiendo una realidad educativa paralela, provocando el aumento de nuestro tiempo de trabajo en tareas que nos alejan de nuestro alumnado.

La administración educativa no tiene reparos en regalar procedimientos inútiles, diseñados en despachos alejados de pupitres y con efectos nocivos para la educación. La LOMCE contiene una carga procedimental desmesurada a la par que ineficiente en la cuestión de la evaluación, y los recortes donde se ha contextualizado esta norma, han hecho que la burocracia sea asfixiante en algunos casos.

En STERM Intersindical defendemos la necesidad de reducir las tareas burocráticas que mantienen actualmente asfixiados a los equipos directivos y al conjunto del profesorado en los centros: duplicidades y documentación innecesaria, improvisación a la hora de solicitar datos e informes en un corto plazo de tiempo, pocas horas disponibles para la coordinación, acción tutorial o preparación de actividades complementarias, falta de respuesta de la Consejería ante las solicitudes de los centros que implican una innecesaria reiteración de la misma, y un largo etcétera.

Por todo ello, exigimos a la Consejería de Educación que, dentro del marco de negociación de reversión de recortes, se inicie un grupo de trabajo sobre el proceso de simplificación administrativa y desburocratización de la labor docente. Del mismo modo, solicitamos a los centros y al profesorado que no seamos dóciles con esta cuestión, poniendo por delante a nuestro alumnado y nuestras condiciones de trabajo a la actividad burocrática. Desde STERM-I decimos que no entra un papel más en nuestra práctica docente.

Tags:
, ,


Default

Default