COBERTURA TOTAL DE LAS BAJAS DEL PROFESORADO.

STERM INTERSINDICAL RECLAMA A EDUCACIÓN QUE LOS ACTOS DE ADJUDICACIÓN CUBRAN TODAS LAS BAJAS DEL PROFESORADO.

Desde el sindicato recordamos que durante el cierre de centros educativos la Consejería de Educación tiene que garantizar la atención educativa del alumnado dando recursos al profesorado para ello.

El esfuerzo realizado por el profesorado para adecuarse a la nueva situación generada por el cierre de los centros educativos debida a la crisis sanitaria del COVID-19 está siendo enorme. Sin embargo, la Consejería de Educación no está haciendo lo suficiente para apoyar al profesorado en esta labor de atención educativa del alumnado que se encuentra confinado en sus hogares.

Desde el pasado 16 de marzo las clases presenciales se encuentran suspendidas y, a pesar de que las bajas y el disfrute de determinados permisos y licencias como por ejemplo el de paternidad o maternidad han seguido produciéndose, la Consejería de Educación decidió no sustituir las bajas del profesorado.

El inicio del tercer trimestre ha dado lugar a que la Consejería de Educación haya atendido las peticiones del sindicato STERM de recuperar los actos de adjudicación. Sin embargo, se trata de una recuperación parcial.

Desde la puesta en marcha de las medidas de lucha contra el COVID-19 en el ámbito educativo hemos sido muy claros: se deben cubrir todas las bajas que se han generado desde el inicio del Estado de Alarma y en ningún caso se puede ateder a las prioridades establecidas por la Administración, que en la práctica supone que habrá bajas que se puedan quedar sin cubrir y, por lo tanto, grupos de estudiantes sin su docente de referencia.

Si no se cubre una baja se está perjudicando la atención educativa del alumnado y además sobrecargando al profesorado del centro, que debe asumir nuevas cargas en esta difícil situación. El colectivo docente necesita más recursos, más profesorado y no menos, para conseguir que el alumnado se vea lo menos perjudicado en esta situación. Además, es igual de importante atender al estudiantado de 4º ESO o de 6º de Primaria como el de 1º ESO o el de 5º de Primaria. No se puede dejar a nadie atrás ni darle la espalda al profesorado.

De igual modo, hemos mostrado nuestra preocupación por las sustituciones de etapas especialmente críticas como la de Educación Primaria o la de especialidades dedicadas a la Atención a la Diversidad como Pedagogía Terapeútica o Audición y Lenguaje, entre otras.

Por último, hemos pedido que tanto las bajas que se han producido como las que se sigan produciendo durante el cierre de los centros educativos, así como los procedimientos de adjudicación semanales en los que se oferten estas vacantes, sean completamente transparentes para garantizar que no quede ni una sola plaza sin adjudicar.