EN DEFENSA DE CABO DE COPE-PUNTAS DE CALNEGRE

La INTERSINDICAL Región Murciana se suma a las distintas iniciativas surgidas en Águilas y Lorca en oposición a la autorización excepcional para la instalación en el Parque Regional Cabo de Cope-Puntas de Calnegre de un campamento turístico −camping− por ‘interés público’.

Consideramos, igualmente, que el verdadero interés público está en la conservación de los valores regionales tanto medioambientales y de preservación de la biodiversidad, como del patrimonio histórico. Exigimos por tanto la regulación de usos, a través del esperado Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural de Cabo de Cope y Puntas de Calnegre.

Es evidente el atractivo interés turístico que la virgen zona del parque regional tiene para la iniciativa empresarial, pero, de una vez ya, nuestra política debe mirar por la calidad de vida de las gentes de la región, y no sólo el beneficio empresarial, al cual deberá atender priorizando los beneficios del conjunto de la sociedad.

Consideramos, desde la INTERSINDICAL-RM, que este tipo de visiones empresariales que utilizan los recursos naturales cómo única forma de negocio, junto a la agricultura descontrolada e intensiva, y al pelotazo urbanístico, son los que han llevado y mantienen a nuestra región a la cola en calidad de empleo, y a la cabeza en precariedad laboral, en número de personas en paro, y en uno de los mayores porcentajes de población pobre o en riesgo de pobreza.

Por todo ello, exigimos a quienes gobiernan nuestras instituciones y en especial al gobierno regional que realicen un giro en la planificación de políticas productivas y de generación de riqueza apostando por la promoción de la industria y negocio empresarial vinculado a las energías renovables, y por un fuerte apoyo e inversión en la investigación y desarrollo; como únicas vías para la generación de riqueza para todas, con beneficios empresariales, sustentados en empleos de calidad, dentro de un marco de preservación del patrimonio natural, social e histórico que es, no sólo nuestro, sino de las generaciones venideras.