EL DINERO COVID, PARA LOS AMIGUETES

La Intersindical de la Región Murciana denuncia que el dinero COVID se está destinando a empresas privadas sin transparencia en su contratación.

La Intersindical exige que los fondos públicos vayan destinados a lo público, exigimos transparencia en la contratación y aumento de la inversión pública ante la emergencia sanitaria.

Desde la Intersindical-RM nos preguntamos, como el resto de la sociedad murciana, dónde está el dinero. Millones de euros destinados a la Región de Murcia que no se sabe, a ciencia cierta, en qué se están invirtiendo, cuando está claro que ni se ha reforzado la atención primaria en los hospitales, ni se han ampliado las camas en UCI, ni se han ampliado plantillas en los centros de mayores, ni se ha contratado a suficiente personal docente y no docente para la vuelta a las aulas.

Lo que sí sabemos es que algunas empresas murcianas se están frotando las manos ante la lluvia de dinero covid que les cae de la administración, tanto autonómica como local, que sin ningún pudor externaliza y subcontrata servicios públicos. Las empresas “amigas” hacen caja en la contratación de personal de limpieza, con contratos por horas precarios y mal pagados, al igual que la atención emocional de nuestras niñas y niños será gestionada por otra empresa a través del programa “Volvamos + cercanos”.

El virus de la privatización

La Intersindical de la Región Murciana, a través de sus sindicatos en servicios públicos y educación, viene denunciando desde hace años el brutal recorte presupuestario y el abandono en la gestión de lo público, que se ha traducido en una apuesta descarada por la gestión privada a través de subvenciones, conciertos, externalizaciones y subcontratas. La llegada de la pandemia deja ahora al descubierto la realidad de años de mal gobierno en lo que es de todas y de todos.

A la Administración no le interesa la seguridad laboral de sus trabajadoras y trabajadores, incumple su propia normativa sanitaria en los centros públicos poniendo en riesgo a toda la Región. Ni equipos de protección individual, ni mascarillas, ni personal suficiente para garantizar la limpieza, ni medidas de ningún tipo para garantizar la seguridad de mayores y menores en los centros públicos.

Las familias de la Región no se pueden permitir más cuarentenas. Desde la Intersindical se advierte: “si la Administración continúa en su deriva privatizadora y sigue actuando con irresponsabilidad frente a un problema de salud pública, habrá denuncias y movilizaciones”.