DIGNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA

La Confederación Intersindical ante las declaraciones del Presidente de la CEOE, Joan Rosell, afirmando que “el trabajo fijo y seguro es un concepto del siglo XIX”

 

LA DIGNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA NO CONOCE DE SIGLOS, Y LA INMUNDICIA DE LOS EXPLOTADORES TAMPOCO

 

– Declaraciones de este calibre, que evidencian el reaccionarismo ideológico de la cúpula de la patronal, nos señalan el camino de la respuesta, el 28M con las Marchas de la Dignidad, las trabajadoras y los trabajadores deberemos poner en su sitio a estos personajes

Una vez más, la CEOE con su líder a la cabeza, aprovechando un acto público, vuelve a cargar contra los derechos de la clase trabajadora, con declaraciones que ponen de manifiesto las pretensiones de una patronal que defiende un modelo de sociedad de privilegios para unos pocos.

 

Lo que sí es propio del siglo XIX es acumular beneficios a costa de la explotación del trabajo, socializar pérdidas y privatizar beneficios, ser liberal pero no tener problema en recibir todos los favores del poder, tanto en lo lícito como en lo ilícito.  Afirmar que el empleo fijo y seguro, con derechos, es un concepto del siglo XIX es apostar por una suerte de modernidad de nuevo cuño que más se parece a tiempos pretéritos de esclavitud que a lo que debería ser una sociedad avanzada como correspondería en estos momentos. El escenario idílico para la patronal es el de un modelo de relaciones laborales donde la clase trabajadora no tenga derechos, mendigue y compita entre sí por un puesto de trabajo, y sitúe al empresario como el salvador que, con sus migajas, posibilita que las trabajadoras y los trabajadores puedan malvivir para trabajar.

Estas declaraciones no son un hecho aislado, y se suman a otras «perlas» lanzadas por la patronal, como las de su predecesor en el cargo, quien afirmó que «había que trabajar más y cobrar menos». Personaje que, posteriormente, ha sido condenado y encarcelado por fraude y blanqueo de capitales.

Cuando lo que discurre por el imaginario de esta patronal retrógrada es exclusivamente la acumulación de riqueza    –como único objetivo en la vida–, sin importar las repercusiones que ello pueda tener para el resto de individuos de la sociedad, el medio ambiente o para el futuro de generaciones venideras, no son de extrañar declaraciones de este calibre, que evidencian la enorme fractura social existente.

Es un despropósito y una provocación realizar este tipo de declaraciones en medio de una situación dramática para millones de trabajadoras y trabajadores en el Estado Español, y dejan clara la voluntad de la patronal por perpetuar la miseria a que nos han conducido las políticas antisociales del gobierno del PP al mandato de la Troika.

Pero si algo dejan claro estas declaraciones en estos momentos, es que la supuesta crisis –que ha servido de excusa para aplicar esas políticas antisociales–, escondía una estrategia del capitalismo para recortar los derechos y libertades de la clase trabajadora, privatizar los servicios públicos y aumentar las diferencias entre los ricos y poderosos frente al 99% de la población.

Desde la Confederación Intersindical rechazamos este tipo de declaraciones y actitudes, y hacemos un llamamiento al conjunto de la clase trabajadora para enfrentarnos, todos y todas unidas, a esta nueva manifestación de voluntad de la patronal. Por ello, llamamos a la movilización como respuesta y pedimos la participación multitudinaria en las Marchas de la Dignidad para el próximo día 28 de mayo.

 

Secretariado Confederal

 20 de mayo de 2016

 

¡¡ 28M, Marchas de la Dignidad!!

¡¡PARTICIPA!!