GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

ANTE EL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA INTERSINDICAL-RM EXPRESA SU PREOCUPACIÓN POR LA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS Y LAS FALTAS DE RESPETO A LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS.

El sindicato ha mostrado estos días su firme rechazo al golpe de Estado en Bolivia y al uso de la violencia que deja ya un reguero de más de 20 víctimas mortales y cientos de heridos, el reavivamiento del odio clasista y racial y el uso de estrategias de confrontación que dañan la paz social.

Las fuerzas reaccionarias han trabajado desde hace tiempo para hacerse ilegitimamente con el poder, desoyendo y rechazando cualquiera de las propuestas de diálogo social que se sustanciaban en el desarrollo de una auditoria internacional. Es decir, que el objetivo de este movimiento cívico-militar ha sido en todo caso anular las elecciones generales para entregar la conquista del pueblo en manos ilegítimas.

Represión violenta y uso desproporcional de la fuerza

Un golpe de Estado que alcanzó su punto álgido con Jeanine Áñez autoproclamándose como presidenta interina de forma inconstitucional y que desde esa posición está propiciando los actos de violencia y la fuerte represión vista durante los últimos días. Incluso, el gobierno autoproclamado de Jeanine Áñez aprobó un decreto que exime de toda responsabilidad criminal a policias y militares en nombre, según el ministro interino Xerxes Justiniano, de la “contribución para la paz social”.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha denunciado en un comunicado “el uso desproporcional de la fuerza policial y militar”, al recurrir a armas de fuego para reprimir las manifestaciones.

Es inevitable encontrar tras esas fuerzas reaccionarias que han promovido el golpe de Estado en Bolivia a las oligarquías que tienen grandes vinculaciones con el capital internacional y las empresas mineras transnacionales, que tras décadas de robo y desde la llegada al poder de Evo Morales y el MAS, han perdido gran parte de su influencia.

Por una solución pacífica y consensuada

Ante esta situación, desde LA INTERSINDICAL REGIÓN MURCIANA queremos manifestar la importancia que tiene en estos momentos el cese de las acciones violentas y la búsqueda de alternativas de diálogo que respeten la institucionalidad del país, salvaguarden las conquistas alcanzadas del pueblo boliviano, defiendan la democracia y den por finalizado con urgencia el golpe de estado. Nuestra voluntad, como organización internacionalista, solidaria y de clase, es la de que se pueda encontrar una solución pacífica y consensuada así como un diálogo sin ningún tipo de injerencias externas.