1 MAYO 2016

1 MAYO 2016

1 Mayo 2016

CONQUISTAR Y RECUPERAR DERECHOS.

IGUALDAD, JUSTICIA, SOLIDARIDAD.

¡HAY QUE PLANTAR CARA!

Volvemos afrontar un 1 Mayo 2016 ante la perspectiva de una nueva ofensiva neoliberal que no solo recorta derechos laborales, sino sociales y políticos. Descubrimos nuevamente cómo la riqueza que se concentra en muy pocas manos, se vale de un entramado de instrumentos para saquear los países y evitar la redistribución mediante la evasión fiscal organizada mediante sociedades opacas offshore y paraísos fiscales.

Mientras roban nuestras conquistas sociales y al erario público, los poderes económicos dominantes protegidos por la UE, el FMI, el BCE y los tratados internacionales TTIP-CETA y TISA, se conjuran de nuevo.

El inexistente control democrático de los mercados financieros y la gran banca favorece el expolio de la clase trabajadora. Los capitales se mueven con libertad, y más para evadir impuestos.

A la vez, asistimos a la violación de todos los tratados y normas internacionales negando asilo y asistencia a los refugiados que huyen de la guerra y la miseria. La Europa de los capitales está   minando los valores de la Unión Europea.

En el Estado español no somos ajenos a esto. Su única respuesta es intentar silenciar la voz de los pueblos que sufren, a los que empobrecen como medio para la dominación, la explotación, la guerra y la depredación de los recursos naturales.

En nuestro país el ciclo electoral, que daba cierta esperanza de resolver los problemas de una clase trabajadora sometida a recortes y privatizaciones, no está siendo suficiente. Los hombres de negro volverán a por un previsible segundo rescate exigiendo la contrapartida de recortes de al menos 10.000 millones  de euros y a seguir profundizando en contrarreformas que se cargan a los lomos de las trabajadoras y los trabajadores.

Las cifras del paro y de la exclusión persisten. Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan. La tasa de paro se ceba especialmente en jóvenes, mujeres y mayores de 45 años. Los desahucios de vivienda habitual no han bajado, a razón de 216 diarias según el CGPJ. El riesgo de pobreza es el segundo más alto de los 28 países de la Unión Europea y donde más ha crecido. La probabilidad de ser pobre aún trabajando ha subido. La pobreza energética, otro de los indicadores de exclusión, ha crecido un 76% y hoy son ya 1,8 millones de familias las que han entrado en la consideración de este factor de pobreza. El mensaje de salida de la crisis que se ha difundido es pura propaganda.

Por otro lado, mientras la corrupción impregna todas las instituciones con casos clave en todas ellas, se regalan cientos de miles de millones a la banca que se transforman en deuda pública  que pagamos las trabajadoras y los trabajadores.

El pago de la deuda a estafadores y especuladores está consagrado como prioridad absoluta por el artículo 135 de la Constitución. Hay una total subordinación de los servicios públicos, las pensiones, los derechos laborales y la soberanía de la mayoría social a los dictados de los poderes europeos e internacionales, mediante el Tratado de estabilidad de la zona euro y la ley 2/2012.

A esto pretenden añadir otra ofensiva más, que toma cuerpo mediante cambios que nos llevan a la involución política y social, con el objeto de sofocar cualquier conato de protesta. Sirva como ejemplo la ley mordaza y el nuevo Código Penal que criminaliza a los movimientos sindicales y sociales, encarcelando y multando a activistas en toda la geografía del Estado, como el caso de nuestro compañero del SAT Andrés Bódalo para el cual exigimos su inmediata liberación.

La brutal violencia ejercida sobre las mujeres a manos de hombres que no asumen la capacidad y el derecho de las mujeres para decidir sobre sí mismas, continúa cobrándose vidas sin que aún sea considerada como una cuestión de estado.

Por último queremos conservar el recuerdo, el reconocimiento y la solidaridad para aquellas personas que sufren persecuciones, detenciones, torturas y asesinatos por luchar contra la explotación laboral y defender los derechos democráticos y sindicales, los derechos humanos, en numerosos puntos del planeta.

Este 1º de mayo seguimos exigiendo el derecho a vivir en paz: en la calle, en el trabajo, en el hogar, entre los pueblos.

Seguimos luchando por recuperar los derechos democráticos, el respeto a los derechos humanos y el trabajo digno, para todas las personas, en todo el mundo.

Seguimos luchando por el reconocimiento de todas las mujeres víctimas de la violencia sexista y la defensa de políticas activas, en educación, servicios sociales, justicia, prevención,… para acabar con la invisibilidad, la indefensión y las motivaciones de fondo, un sistema capitalista y patriarcal, que generan esta violencia.

Pedimos medidas prácticas para frenar los discursos que favorecen la xenofobia y el reconocimiento efectivo del derecho de asilo, así como la equiparación de derechos para las personas migrantes por motivos económicos, responsabilidad de este capitalismo salvaje.

Seguimos luchando por la defensa y ampliación de los servicios públicos de calidad y universales, que presten especial atención a los sectores más desfavorecidos, gestionados pública y democráticamente, con empleados y empleadas reconocidos en sus derechos laborales.

Reivindicamos el gasto social y la progresividad fiscal, donde paguen más quienes más tienen y donde todas las personas tengan asegurados los mínimos vitales (vivienda, alimentación, educación, sanidad…)

Seguimos luchando por la consecución de trabajo digno y con derechos para todas y todos, por la desaparición del empleo precario y de las ETTs, la subida del salario mínimo interprofesional y el reparto del trabajo, con la jornada de 35 horas semanales.

Seguimos luchando por la consecución de un mundo más igualitario, donde desaparezcan la usurpación de la riqueza por unos pocos, respetuoso con el medio ambiente, los recursos naturales y las generaciones venideras.

Por ello la perspectiva sindical no pasa por amansar nuestro mensaje, sino por construir trabajo horizontal y de encuentro, por aunar esfuerzos basados en el acuerdo con muchas otras fuerzas y movimientos sociales. El conflicto entre la clase trabajadora y la oligarquía dominante y machista de este mundo globalizado debe internacionalizarse. El debate ha de tener el objetivo de reforzar la lucha sindical para tejer una red tan tupida, que sirva para plantar cara a la nueva ofensiva  neoliberal y construir un tiempo de inflexión que nos lleve a una verdadera transformación social.

Están en juego los derechos sociales, laborales, la igualdad de género y la propia democracia que permite a los pueblos tomar el control de su presente y futuro.

¡Viva el 1º de Mayo! Viva la lucha de la clase obrera!

Secretariado de La Intersindical Región Murciana

Revista El Clarión nº 46



Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Esta cookie es necesaria para el funcionamiento de la autorizacion gdpr

gdpr

Advertising

a

Analytics

Adicionalmente, podemos recopilar información de carácter estadístico sobre el acceso y la navegación a nuestro sitio web. Dicha información nos sirve para valorar y mejorar nuestros contenidos y estructura de información. La información que podemos recopilar con este exclusivo fin estadístico es:
– El nombre de dominio (por ejemplo empresa.com, universidad.edu, gobierno.gob) y la dirección IP (número que se le asigna automáticamente a su computadora cuando navega por Internet) desde la cual accede nuestro sitio.
– El tipo de navegador (Internet Explorer, Netscape, etc.) y el sistema operativo que usted usa para acceder a nuestra página.
– La fecha y la hora de su visita.
– Las páginas que usted visita dentro de nuestro sitio.

_ga,_gat,_gid,caosLocalGa,caosLocalGa_gid

Other

a

Default

Default