DÍA DE LAS PERSONAS MAYORES

1 DE OCTUBRE: DÍA DE LAS PERSONAS MAYORES

1 DE OCTUBRE: DÍA DE LAS PERSONAS MAYORES: NI PASIVAS NI RESIGNADAS

El día 1 de octubre fue designado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1990 como Día Internacional de las Personas Mayores. Desde entonces, este día está dedicado a concienciar sobre la situación de una parte creciente de la población mundial, como son las personas mayores, en aspectos tales como: los derechos de las personas mayores, la promoción de una sociedad para todos y la discriminación de las personas mayores.

Desde la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones agradecemos la asistencia de todas las personas y colectivos presentes. Hemos de decir que desde nuestra fundación hace más de dos años y la anterior existencia de Plataformas hoy integradas en la misma, hace 5 años que se han movilizado por nuestra Tabla Reivindicativa a estas alturas millones de personas, pensionistas o no, a lo largo y ancho de todo el país.

En la celebración de este día hay que señalar que esta generación actual de mayores es la que a partir de los años 40 del siglo pasado ha sacado, con su trabajo, sacrificio y esfuerzo a este país de una situación de subdesarrollo económico hasta situarlo en una de las principales economías del mundo. Repetimos, gracias al trabajo, sacrificio y esfuerzo de la actual generación de mayores.

Ha sido también esta actual generación de mayores la que combatió, desde el su ámbito laboral, a la dictadura para conseguir mejoras en las condiciones de trabajo. Es, gracias a esta generación, a sus luchas como clase trabajadora dónde se consiguieron mejoras sustanciales en los sueldos, en las cotizaciones sociales, en sus derechos hasta que lograron unas condiciones dignas de salario y trabajo, infinitamente mejores de las que partían y que permanecieron largamente en el tiempo. Fue una lucha dura, larga, cruel y que tuvo, victimas mortales. Para estas nuestro homenaje y recuerdo.

Esta generación luchó por la democracia. Partiendo de unas duras condiciones sociopolíticas no cejaron en su empeño de traer a este país un sistema de libertades homologables a lo que creíamos el sueño europeo, y que, sin duda, mejoraron las condiciones de vida de toda la población española, la de entonces y las generaciones venideras.

Por todas estas razones esta generación se ha ganado sobradamente su derecho a unas pensiones con una cuantía suficiente, gracias también a sus cotizaciones, para poder llevar una vida digna.

Sin embargo desde distintos Gobiernos que han representado los intereses del capital financiero y empresarial no solo no se han atendido con diligencia estas condiciones recogidas en el artículo 50 de la Constitución, sino que poco a poco han ido reduciendo las mismas, tanto para el acceso como para las cuantías de las pensiones, llegando al día de hoy a existir una parte importante de población pensionada en situación real de pobreza.

Esto, aparte de ser un robo a la clase trabajadora, significa una injusticia social de primera magnitud en un sistema político que aspira a ser un Estado social y de derecho como dice la Constitución.

Ante estos recortes de derechos las y los pensionistas actuales reaccionaron como lo habían hecho siempre, como estaban acostumbrados: con valentía, con rigor, con perseverancia y asumiendo que si la Política no se ocupa de la ciudadanía, la ciudadanía tiene que hacer política.

Y eso es lo que venimos haciendo, de manera continuada. Exigiendo por medio de miles de concentraciones, recogidas de firmas, charlas, manifestaciones…. la devolución del Fondo de Reserva de la Seguridad Social –robado a lxs pensionistas-, la subida al IPC real, el aumento de las pensiones de viudedad y en general todas, hasta una cuantía de 1.080 euros como nos dice la Carta Social Europea.

Además de anular el copago farmacéutico, cumplimiento efectivo de la Ley de Dependencia –que tantas personas mueren sin poder acogerse a su auxilio-desaparición de la brecha de género, etc. etc.

Y sobre todo, la anulación de las Reformas del 2.011 y 2.013 que tanto daño y sufrimiento personal y social ha causado elevando la edad de jubilación de 65 a 67 años, elevando el periodo de cálculo de la pensión hasta 25 años y el factor de sostenibilidad que vincula la cuantía de la pensión a la esperanza de vida y rebaja, por tanto, otra vez nuestra pensión.

Hemos combatido y vamos a seguir luchando por la derogación de estas leyes nefastas que fueron aprobadas sin tener en cuenta los intereses de la población afectada, mirando para las élites económicas, mientras se sumía en condiciones de vida indigna al colectivo de pensionistas.

En esta lucha seguida por todas y todos vosotros y por cientos de ciudades y poblaciones de España, de norte a sur y de este a oeste hemos conseguido algunas victorias importantes:

Hemos logrado la concienciación de toda la sociedad de que el Sistema de Seguridad Social es perfectamente sostenible. Lo hemos demostrado con datos. Solo es necesario la voluntad política de hacerlo sostenible y permanente. No es posible que un país que crece al 3% tenga a más de 9 millones de personas con un 0,25% de aumento y que se les diga que no se merecen lo que cobran, aún con las cuantías tan lejanas de la Europa más desarrollada a las que nos queremos parecer.

Hemos conseguido que los partidos políticos tengan que discutir en ese foro, el Pacto de Toledo -que ha servido para legítimas los recortes habidos-, nuestras subidas y sea un problema para ellos, ante la enorme movilización popular, negar esa subida.

Hemos conseguido que en los medios de comunicación exista el problema de los pensionistas y no solo sea visible el discurso oficial y del Poder sino también las necesidades de la población pensionada y del conjunto de la sociedad.

Hemos conseguido llegar a las instituciones: a los Ayuntamientos, a los Defensores del Pueblo Nacional y Autonómicos, a los Parlamentos Autonómicos, al Congreso de los Diputados para hacerles saber a nuestros representantes  que tienen que defendernos y representarnos en nuestra lucha. Y hemos obtenidos innumerables apoyos a la Tabla Reivindicativa en forma de mociones aprobadas. Y también el rechazo de muchas de éstas al Plan Europeo de Pensiones que favorece los Planes Privados de Pensiones en contra del Sistema Público.

Hemos conseguido que nuestra Tabla Reivindicativa, en sus apartados legal en cuanto a cambios en la legislación de prestaciones, económico en cuanto a incrementos de pensiones y social en relación a derechos que no limiten nuestras condiciones mínimas de vida en general sean asumidas como propias por r gran parte de la sociedad y organizaciones cívicas, sindicales y políticas.

Hemos conseguido que los que creían que ser jubilados era ser una clase pasiva hayan comprobado lo absolutamente equivocados que estaban. Las y los jubilados estamos en las calles de este país de manera permanente dando ejemplo de cómo construir un movimiento social sin vinculación con partidos o sindicatos, de ciudadanía, sin financiación alguna, de toda la sociedad y en consecuencia, totalmente libre y autónomo.

Hemos conseguido, finalmente, que haya un preacuerdo entre los partidos para la subida de nuestras pensiones al IPC real, pero lo suficientemente ambiguo en su redacción para que, luego, no sea así. Por ello tenemos que estar vigilantes y movilizados.

Hemos cambiado, incluso, la percepción de esta sociedad un tanto resignada en estos últimos años con la crisis-estafa, demostrando que no nos lo tragamos todo, que sigue siendo imprescindible la lucha en la calle y que cuando la sociedad reacciona, en su conjunto, la Política lo tiene que hacer forzosamente.

Hemos conseguido que nuestra lucha y reivindicaciones no solo sean para las pensionistas actuales sino para las futuras generaciones, porque entendemos que esta es una lucha global que afecta a toda la sociedad y que el Capitalismo nos quiere quitar uno de los últimos reductos que tenemos cuando no podemos ser útiles al mismo: la pensión ganada con nuestro trabajo y sudor. En esa lucha hemos incorporado a generaciones más jóvenes que ya no ven como algo lejano e imposible de conseguir una pensión con una cuantía suficiente para vivir dignamente.

Por eso debemos estar satisfechxs, debemos estar esperanzados, debemos estar contentos de quienes somos como clase y de qué hacemos frente a las agresiones del Capital en sus variadas caras.

Por eso, celebremos este día como dijimos al principio combatiendo la discriminación de las personas mayores, en la falsa cuestión de convertirnos en ciudadanía pasiva y resignada, la restauración y mejora de nuestros derechos como pensionistas y la promoción de una sociedad justa para todos, también para esas futuras generaciones que algún día, serán pensionistas.

¡¡¡¡ GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN !!!!

Etiquetas:
, ,


Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Esta cookie es necesaria para el funcionamiento de la autorizacion gdpr

gdpr

Advertising

a

Analytics

Adicionalmente, podemos recopilar información de carácter estadístico sobre el acceso y la navegación a nuestro sitio web. Dicha información nos sirve para valorar y mejorar nuestros contenidos y estructura de información. La información que podemos recopilar con este exclusivo fin estadístico es:
– El nombre de dominio (por ejemplo empresa.com, universidad.edu, gobierno.gob) y la dirección IP (número que se le asigna automáticamente a su computadora cuando navega por Internet) desde la cual accede nuestro sitio.
– El tipo de navegador (Internet Explorer, Netscape, etc.) y el sistema operativo que usted usa para acceder a nuestra página.
– La fecha y la hora de su visita.
– Las páginas que usted visita dentro de nuestro sitio.

_ga,_gat,_gid,caosLocalGa,caosLocalGa_gid

Other

a

Default

Default